No seas spam en las redes sociales.

Las redes sociales se volvieron en un portal donde las marcas asi como los “influencers” hacen uso y abuso de la publicidad. No soy uno de los grandes comunicadores pero podría hablar por las miles de personas que a diario no pueden entender como algunos “influencers” pueden llegar a vender su vida al diablo de las marcas sin darse cuenta que a la vez.

1- El contenido de las redes debe de ser proporcional a la cantidad de posteos que se realicen para las marcas, es decir 60% debe de ser sobre tu vida o el tag que quieras realizar y 40% marcas. Con esto se logrará poder llegar a un mayor número de personas que quieran conocer sobre tu “tag” es decir sobre el tema de tu red social y de paso conozca sobre la marca que te pide.

2- Conocer el publico: Entre las redes sociales se puede ver miles de forma de usarlas, una de ellas es poder entender que red social y a que publico irá dirigido. Facebook, es una red social donde se puede encontrar al pueblo, es decir es masiva y de acuerdo con las métrica que brinda Facebook, se puede conseguir conocer quienes son las personas que ingresan al portal.

Un estudio de mercado puede ayudar a poder encontrar las pistas de tu verdadero “nicho” y además de las personas que se interesan en tus historias.

3- Comenzar a dar a conocer un “Personaje”: Ya es sabido que dentro de las redes sociales se debe de entender que las mismas deben de vender los personajes que quieran hacerlos, es decir que dentro de las redes sociales, se debe entender que la privacidad debe de ser uno de los ejes principales para no exponer a terceros.

Al realizar esta acción se debe de tener en cuenta que público al que se debe de hacer “la venta del personaje” no crea que es un teatro el que se hace, sino hacerlo lo más creíble posible y por sobre todo con mucha espontaneidad y acorde al “target” que se quiere vender.

4- No creer que mucho es mejor: El hecho de “spamear” un hecho muy recurrente de los “Influencers” es sin duda el peor error, no tagear más de una marca en los “posteos” tratar de encontrar el equilibrio entre el contenido y lo que se recibe de las marcas.

La gente puede creer que sos una loca o un loco si todo el día vas contando por el mundo que mágicamente una crema te hizo el efecto “deseado”, además de ello las personas comentarán de mala manera sobre tu red social.

Sin dudas el equilibrio es la base de todo, tener en cuenta que quiere ver el otro, cuidar a los que no “juegan en las redes sociales” es sin dudas una de las grandes precauciones al momento de poder ser un buen influencer.