El por qué me asigne con Michael Finkel

Comenzaré diciendo como fue el proceso para asignarme la clase de Teorías de la Comunicación I, desde el interciclo pasado pido sugerencias sobre los licenciados que nos darán clases y así poder tomar una buena decisión, y este semestre no fue la excepción. Al preguntar por los catedráticos de teorías me dijeron que conocían a dos, pero a Michael Finkel no, que no sabían quién era. Leí las sugerencias que me daban de los otros dos catedráticos y no me convencían, entonces decidí asignarme con la persona que no tenía ni idea de quien era.

Al terminar la asignación pensé que Michael Finkel era un señor ya grande, gordito y un poco gruñón. Del curso pensé que iba a ser un curso aburrido donde tal vez en algunas clases me iba a dormir e iba a ver un exceso de teoría así que esa fue mi perspectiva anticipada del curso y del catedrático. Pero resulta que como suele hacer la vida, le dio vuelta a toda esa idea anticipada que tenía.

El primer día que recibimos teorías entré al salón un poco asustada porque la clase anterior me atemorizo mucho, al entrar me di cuenta que el licenciado era joven, al que le calcule la edad de mi hermano y esperaba que no fuera como el catedrático de la clase pasada (ya que esté era también un poco joven). Pero me di cuenta que no iba a ser así porque el licenciado de teorías si sonreía y era cortés.

Conforme fue pasando el semestre fui aprendiendo una cantidad de teorías, sí teorías, pero no solo eso, fui aprendiendo a cómo funciona la sociedad desde la perspectiva de la comunicación. Conocí a teóricos de los cuales no sabía de su existencia, aprendí a tener una visión más clara de nuestro panorama y del mundo que nos rodea.

Aprendí sobre las ideas que se volvieron teorías que fundamentan el mundo actual, como la de Marshall MacLuhan y la aldea global, me emocione con algunos temas vistos en clase, reviví los tiempos en los que preparaba material didáctico para mis clases, solo que está vez eran para una exposición.

Entonces en ese momento me di cuenta que el dar clases y más clases teóricas es un reto bastante difícil, ya que el revivir la historia y el contar como fueron las cosas de una manera creativa no es fácil y tampoco se le da a todos. Pero Teorías de la Comunicación I no fue así, fue una clase donde no me dormí, donde el aprender la teoría me gustó y donde sé que las bajas notas que tuve fue por pura pereza mía.

Ahora sé que puedo decir que aprendí más sobre las bases teóricas de mi carrera y puedo recomendarle a alguien a mi catedrático porque sé que no se va a aburrir y va a aprender un montón, hasta va a aprender que significa wifi porque tanto él como su papá lo mencionaron.

Teorías de la comunicación es una clase que como diría un buen colega mío “es de las más trascendentales en la carrera. Es comenzar a leer los medios con otros ojos”



One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.