El olfato es el sentido más severo

Estoy recordando cómo es ver por las ventanas. No veo, es decir no voy hacía una ventana y observo, prefiero el recuerdo. No importa el marco, ni el vidrio, ni el paisaje que se sostiene a través de la transparencia. Afuera sólo hay líneas, rayas suspendidas, adentro todo es música. Líneas y música.

El amor debe ser un trazo hecho por una mano con parkinson. A veces derecho luego convertido en varias aristas. Líneas y música.

Si el amor es un trazo, la espera es un sonido, el sonido es un grito, el grito una boca abierta, la boca un hueco negro, el hueco un silencio. Líneas y música.

Por hoy no quiero usar mis ojos.

Si la piel se pudiera quitar, en esta tarde, ya lo hubiera hecho unas trescientas veces.

No sé cómo terminar este texto, mi cerebro está enfocado en un sólo proceso, evoca, evoca, evoca un olor, lo distraigo escurriendo sobre él canciones estridentes.

Recuerdo cómo es mirar por la ventana. Rayas suspendidas. Líneas y música.

Like what you read? Give Carolina Herrejón a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.