Más humanos que los humanos

« They think what’s important is the detail, but that’s not how memory works. We remember with our feelings. Anything real should be a mess.” — Blade Runner 2049.

Nos gustan las ideas en forma de personajes, en forma de forma, en forma de ideas textualmente expresadas. La pregunta de toda la vida, en la médula de la curiosidad del ser humano: “¿quiénes somos?”. Crear un personaje es entrar de lleno en la cuestión, es clonarnos.

En la ficción cabe crear seres humanos que a su vez crean seres humanos. Quizás una manera de aproximarse a lo que se define como humanidad (es decir lo que es humano) dentro de la ficción, sea a través de lo que el queridísimo y calvito profesor “Andreas” llama teoría de campos de fuerza. En resumen, Adorno propone que los conceptos se coordinen en vez de subordinarse. Es decir que en vez de fijar la definición de un concepto, y cerrarla para que no sea alterable, los conceptos deben definirse a sí mismos en contraste con los otros conceptos presentes en el texto.

Es al interior de los personajes que se desarrollan conceptos alterables, no definidos en ningún pre-ambulo, no especificados teóricamente de modo previo a la reflexión. El ejemplo que tengo en mente para esto es Blade Runner 2049. En esta ficción, cuando la felicidad está en oposición al dolor se revela como aquello que permite al personaje distinguir lo real, en cambio cuando la felicidad está en tensión con la idea de memoria re-significa la función de ésta última: es necesario tener algo que recordar. Simultáneamente el recuerdo produce dolor, y volvemos a empezar. Evidentemente esta cadena es más extensa, involucra muchos otros conceptos y las variaciones de significado son muchas pues todos éstos interactúan dentro de campos de fuerza y sólo se definen a sí mismos en función de los otros.

La memoria genera respuestas humanas pero también es ficción. Dentro de ésta, el ser humano es una serie de conceptos, imposibles de jerarquizar y puestos en tensión.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.