¿Por qué los nuevos medios son siempre nuevos?

JODI, wwwwwwwww.jody.org, 1995.

Los medios aparecen y desaparecen cada vez más rápido. Lo que hoy parece un buen estándar mañana es “derrotado” por otro peor. Antes a los relojes digitales había que cambiarles la batería cada cinco años. Ahora a un smart watch hay que cargarlo todos los días. Es cierto que hace mucho más que dar la hora pero también es cierto que esto, a lo que debe su nombre, no lo hace mejor sino más bien con muchos más inconvenientes.

La velocidad de la obsolescencia hace que los nuevos medios sean viejos en cada vez menos tiempo y sea desahuciados cuando aun funcionan. Pero cuando una obra de arte se vale de estos medios surge un grave problema: mantener su eficacia. Todos los conservadores y restauradores de museos contemporáneos conocen bien de qué hablo. Los museos deben conservar lo que adquieren, por Ley artificial (heredada del arte tradicional), y aparentemente no es posible, por ley natural (por su propia sustancia). El cambio es un principio natural, una verdad “universal”, que proporciona libertad de acción sólo si se entiende y se aplica. Pero las leyes de Patrimonio han sido legisladas en contra del cambio y no han cambiado.

La única posibilidad que tiene de seguir adelante un medio (ya sea medio a secas, viejo o nuevo) es la de remediarse. La remediación es un proceso constante en el que el contenido que había sido previamente expresado a través de un medio es procesado por otro. Esto es, convertirse en un nuevo medio adaptado al cambio. Es probable que en algún momento de la historia incluso se agote la tecnología digital (el arte de los nuevos medios surge en la intersección del arte y la tecnología digital) pero hasta entonces “lo discreto” que ha demostrado una economía inigualable respecto “lo continuo”, es la tecnología disponible. Los medios deben mutar para sobrevivir. Deben hacer lo mismo. Se debe conservar el aspecto. Pero deben hacer de manera diferente. Cambiando la estructura. Así todos los medios están condenados a convertirse en nuevos medios. Los nuevos medios siempre serán nuevos.