¿Pueden mejorar la democracia las tecnologías sociales?

Han pasado ya algunos años desde que Manuel Castells se refiriese a la sociedad del conocimiento a través de una revolución tecnológica que había alterado las condiciones de generación y procesamiento de información y las formas de relación entre individuos e instituciones. Hoy sin embargo, Internet se ha convertido en algo más que una tecnología, un protocolo, o una producción cultural. Internet es el punto de partida llamado a transformar la relación entre ciudadanos e instituciones. Hablamos, entre otros, de las redes sociales digitales, que han ofrecido a individuos y a organizaciones nuevas formas de comunicación bidireccional, con un potencial fuertemente disruptivo e íntimamente ligado a la filosofía 2.0 de la que emanan.

Un empleo efectivo de éstas podría ser el caso del Servicio Valenciano de Empleo y Formación, que ha promovido la implementación de un servicio de respuesta inmediata a través de la app móvil de mensajería WhatsApp. Esto, además de granjearle premios de innovación pública, le ha permitido colocarse como un servicio innovador y prestar un servicio mucho más eficiente a los valencianos y valencianas. Por ello, se entiende que las tecnologías sociales permiten acercar las instituciones al ciudadano. Se trata por tanto, de un ejemplo de éxito de una Administración pública que ha conseguido sumarse a las tecnologías sociales y mejorar la percepción que los ciudadanos tienen de ella.

Si el SERVEF lo ha conseguido, ¿por qué no podría implementar una iniciativa similar el Congreso de los Diputados? ¿O algún partido político? De esta manera, la democracia estaría más cerca de los ciudadanos, lo que mejoraría la rendición de cuentas por parte de los políticos y mejoraría la imagen de las instituciones políticas, tan denostadas en los últimos años por la crisis económica y la corrupción. El reto es enorme, pero los beneficios podrían ser incluso más grandes. Solo hace falta voluntad.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.