Twitter: de lo social a la publicidad.

Twitter nace en 2006 con la misión de darle a todos el poder de crear y compartir sus ideas e información instantáneamente y sin barreras.

Las redes sociales son un hermoso fenómeno y resultado de la web 2.0. Son herramientas de comunicación multidimensional. Medios que abandonan el paradigma clásico de emisor y receptor para incorporar interacciones de múltiples emisores y receptores incluso atemporalmente.

Son básicamente medios de comunicación de acceso libre y público, no solo para recibir información y opinión sino para expresar, interactuar y difundir.

Como todo medio de comunicación se convirtieron en una industria per sé. A la necesidad de generar ingresos para subsistir de Twitter, Facebook, Snapchat, etc, se suma la oportunidad/necesidad de las marcas de alcanzar con su mensaje a los usuarios de estas redes. Más aún cuando cada vez más personas pasan mucho más tiempo en las pantallas accediendo a internet.

Influenciadores, en el mundo digital, se le dice a quienes mejor dominan una red. Se convierten en usuarios altamente activos, con gran incidencia en la esfera social digital. Su caso de uso se convierte en referencia e incentivo para otros. Sus perfiles tienen muchas visitas, seguidores y sus contenidos son compartidos y debatidos por muchos otros usuarios y, últimamente el impacto de sus opiniones trasciende el medio digital llegando a los medios tradicionales (tv, radio, impresos).

Muchos tuiteros se han convertido en figuras públicas y muchas figuras públicas se han convertido en tuiteros. Pero, ¿qué es ser tuitero? Usar activamente twitter para expresarse, recibir contenidos e interactuar, somos más de 313 millones en el mundo.

Las figuras públicas o mediáticas llegan a twitter y rápidamente trasladan su fama en seguidores lo cual incrementa sus posiblidades de ser influenciador, entre más seguidores, cada tuit tiene mayor impacto. Pero solo unos pocos sin previo historial mediático trascienden y se convierten en influenciadores.

Las marcas encontraron en las redes una oportunidad más de acercar su mensaje y encontrar más consumidores. Primero participando con sus propios perfiles en esas redes. Pero al igual que la pauta publicitaria explícita, su impacto es limitado y no hay nada como la recomendación de una figura pública, sobre todo si es o parece auténtica. En televisión, radio y cine podemos ver estas apariciones tácticas, cuando vemos a un actor tomar una bebida con su marca claramente expuesta, escuchamos a un periodista comentar sobre un evento de un lanzamiento de un nuevo producto, o a un presentador recomendar a quien les dio la ropa en esa emisión, por mencionar unos ejemplos.

Podemos encontrar cinco tipo de usuarios interactuando en las redes:

  • Usuarios identificados y sin lucro: perfiles creados por personas reales quienes admiten su identidad y utilizan la red para interactuar por gusto, por entretenimiento o por convicción, ni los contenidos compartidos ni sus interacciones reciben dinero ni canjes a cambio.
  • Usuarios identificados y con lucro: perfiles creados por personas identificadas pero que a veces, o siempre, comparten contenidos e interacciones a cambio de un beneficio explícito (dinero o canje).
  • Community manager, Social Media Strategist: personas contratadas para adminsitrar los perfiles digitales de marcas y personalidades. Publican contenidos e interactúan utilizando una cuenta que no es la suya sino de quien les contrata.
  • Trolls: usuarios falsos creados para comunicar un mensaje o para atacar a usuarios reales. Son hechos y administrados por personas que fueron contratadas para incidir en la opinión pública, en una práctica moralmente cuestionable y en algunos casos ilegal.
  • Personajes: perfiles con personajes de ficción creados principalmente para generar y compartir contenidos desde el humor. Pueden tener o no un intercambio económico para sus contenidos.

Las figuras mediáticas en el mundo, en su mayoría, son contratados para usar ciertas marcas en su vestimenta, recomiendan a cambio de beneficios productos estéticos que usan, restaurantes y bares, autos y gimnasios, hasta odontólogos. Todo esto se trasladó a las redes sociales. Hay tuits y retuits pagos. Pero no todo tuitero lo hace.

Aquí es donde se enlazan prepagos y twitter. De repente no veo que a los presentadores de televisión que promocionan tuits a cambio de canjes o de pagos en efectivo se les diga prepago. No veo que a un actor que utiliza su cuenta de twitter para promocionar una serie de tv en la que participa sea acusado de tuitero prepago.

Pero si veo que hace unos años desde una parte de la sociedad colombiana, activa en la política y su debate mediático se empezó a satanizar a quienes empiezan a emerger como figuras en twitter y tienen una diferencia ideológica con ellos y sus intereses. Para decirlo claramente, a quienes tienen un discurso progresista o de izquierda, y empezaron a tener trascendencia más allá del mundo digital, empezando a participar activamente con sus ideologías en la política colombiana, se les empezó a acusar de tuiteros prepagos y ese será el punto a analizar a continuación.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Carlos Carrascal’s story.