Misceláneas #11

Celestineia
Oct 6 · 6 min read

Un hamster en Japón

Me voy de vacaciones en una semana y es en lo único que pienso. Jamás me fui de vacaciones ni tan lejos (a Japón), ni tanto tiempo (1 mes).
Estas vacaciones representan, no solo una aventura, si no también un escape de la persona que soy acá y ahora.

Desde que llegué a Holanda el trabajo pasó a ocupar mucho tiempo de mi vida y mi energía. Y cuando digo mucho no exagero, estoy el 80% del tiempo pensando en entregas, deadlines, recursos, plannings, de lo que me olvidé de decirle al desarrollador o al artista 3D, o de esas horas que puse de menos en el presupuesto y tanto necesito.

Ah, pero como me gusta hacerme daño, también pienso que tengo ya 30 años y mi camino profesional es medio un desastre, sigo siendo “senior” y no veo el camino hacia un puesto más alto. Tampoco sé si lo quiero. Sé poco de muchas cosas y al final, creo que no sé nada.

Llega el fin de semana y me siento culpable por pasar todo el tiempo en el sillón mirando Netflix o jugando 8 horas sin parar con la Switch o la PS4. En mi cabeza todos saben más que yo y siento que me quedo atrás todo el tiempo. No soy Stephen King.

Mi psicólogo dice que pienso mucho en el futuro y estoy desconectada del presente. Tiene razón.

Así que hice lo que mejor sé hacer: Googlear si a otros les pasa lo mismo.

Hay algo muy reconfortante en escuchar a otro diciendo “a mi me pasa igual”, no hay frase que me dé tanto alivio instantáneo. Cada vez que leo gente hablando de problemas similares no me siento sola y rara.

Google no decepciona, encontré varios artículos y gente hablando de más o menos cosas similares.

En honor a mi sección favorita de Viejo, el newsletter de Cecilia Absatz, quiero dedicarle un par de palabras de odio hacia todas las cosas que me hacen pensar en el futuro (hint: están todas conectadas con ser productivo):

  • Apps para hacer TO-DO Lists: Las odio y no puedo dejar de probarlas. Tengo instaladas 3 apps diferentes en la computadora y en el teléfono. Puedo hacer listas de un montón de cosas y es algo que amo, pero si no las completo todas, fracaso.
  • Artículos sobre productividad y cómo ser más productivo: Llevo leídos más de estos artículos que libros en toda mi vida. Los clasifico en BS y “de acá puedo sacar algo”. También los odio, no hay forma de que no me sienta una estúpida si no puedo meter todos esos tips en mi día a día.
  • Gente que te dice que tenés que hacer: Lo veo mucho en twitter y me hierve la sangre. “No mires tele, estás desperdiciando tiempo, hacé algo productivo”, “¿estás aprendiendo algo nuevo hoy?”. Me voy a sacar los ojos del odio que me producen estas cosas. ¿Si quiero pasar todo el día mirando el techo soy menos que el resto?
  • Rituales: “Levantate a las 5 am para ser mejor persona”, “6 rituales matutinos que van a potenciar tu creatividad”. Que irreal y que harta que me tiene leer estas cosas, pero por sobretodo, ¿por qué demonios tengo que ordenar mis mañanas para ser mejor?
  • Historias de éxito: No soy éxitosa y no creo que lo vaya a ser jamás. Dame historias de fracasos de gente común, no de multimillonarios, esas son las historias que me llegan. Como esta.

En resumen, parece que mi valor como persona está anclado a cuántas cosas puedo terminar, a cuán ocupada estoy, a cuán productiva puedo ser. No hay cosa en la vida que me cause tanto mal estar como esto.

Hace poco leí un libro en el que hablaban de branding personal en el espacio digital y te daban algunas pautas de cómo setear tu marca personal en digital, porque hay mucha gente que te está leyendo y eso puede impactarte profesionalmente.
Me parece un delirio galopante que además de tener que ser productiva todo el tiempo, también tengo que pensar en lo que posteo, cómo lo posteo, etc. Es que estamos todos en la misma pecera, y tenemos que resaltar, ser encontrables, correctos.

¿Nadie siente el peso de estas cosas? ¿Cómo hago para pensar en el presente, si todos a mi alrededor se están preparando para ser mejores y mejores, mientras yo estoy totalmente obsesionada con terminar todas las side-quests del último juego que me compré?

“My own experience was one of self-observation, which I think is happening to a lot of people right now — you can only do something that makes you feel so bad, for so long, without starting to ask why.”

Irme de vacaciones 1 mes a un lugar en donde todo es diferente, es la excusa perfecta para conectarme con el presente y observar qué pasa alrededor mío, cuando el 90% de las veces todo me pasa por los costados, ya que vivo prestando atención a que me tengo que preparar y ser mejor para triunfar en un futuro que no sé ni qué forma tiene.
Pero como sé que cuando vuelva en Noviembre mis problemas van a estar ahí, esperándome sentados en el sillón de mi casa, pensé en algunas cosas que podrían ayudarme a enfrentarlos cuando vuelva:

  1. Ni tus tweets, ni tus fotos y stories en Instagram, o tus no-posteos en facebook o en cualquier otra red social, definen quien sos, mucho menos profesionalmente.
  2. No te juzgues por cuánto hiciste ayer, hoy, o harás mañana. No sos una máquina que si no produce mil cosas en un determinado tiempo entonces no sirve. La producción como unidad de medida es bullshit.
  3. No todo debe ser monetizable. Podés hacer cosas y disfrutarlas sin que el sentido principal de la actividad sea ganar plata.
  4. Mirar la tele todo el fin de semana está bien. No aprender nada nuevo en un mes, está bien. No disfrutar el único libro que leíste en todo el año porque estás pensando en que todos leyeron 60 libros más que vos, está mal.
  5. Hacer nada no es grave. Perderse lo que pasó ayer en X lugar sobre X cosa, no es grave.
  6. Hacés lo que podés y eso suficiente.

“I am genuinely interested in nothing for the sake of nothing, rather than nothing for the sake of something … Honestly, it will sound cheesy, but the impetus that is the most obvious for me is that it’s a reminder that you’re alive.”


Disparadores

Me di cuenta que muchas de las cosas que escribí y pensé esta semana, fueron disparadas o complementadas por diferentes lecturas, podcasts, etc.
En vez de linkearlas por separado, creo que sería mejor si las linkeo acá abajo:

WHY WE NEED TO LEARN TO DO NOTHING
Jenny Odell escribió un libro y dio una charla al respecto.

HOW MILLENNIALS BECAME THE BURNOUT GENERATION

THE GIG ECONOMY CELEBRATES WORKING YOURSELF TO DEATH

THE BUSY TRAP
Este artículo me lo imprimiría en el cerebro.
“My own resolute idleness has mostly been a luxury rather than a virtue, but I did make a conscious decision, a long time ago, to choose time over money, since I’ve always understood that the best investment of my limited time on earth was to spend it with people I love. I suppose it’s possible I’ll lie on my deathbed regretting that I didn’t work harder and say everything I had to say, but I think what I’ll really wish is that I could have one more beer with Chris, another long talk with Megan, one last good hard laugh with Boyd. Life is too short to be busy.”


Si te gustaron estas misceláneas, podés suscribirte al newsletter en este link y recibirlo en tu inbox todos los domingos a la mañana. Escuché por ahí que el desayuno es más rico si lo acompañas leyendo.

    Celestineia

    Written by

    Project manager 👩🏻‍💻 • Internet kid • Feminist • Made in Ushuaia, living in The Netherlands • Escribo un newsletter sobre misceláneas http://bit.ly/2SICqcd

    Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
    Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
    Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade