finale

Friends y How I met your Mother. Dos de las grandes series que me acompañan en mi vida y que para mí son dos representaciones de lo mismo, en distintas décadas. Ambas tuvieron unas últimas temporadas, y un final de serie, francamente decepcionante. No sé si esto sucede porque los autores, miedosos de cambiar la fórmula del suspenso y el cliff-hanger no saben cómo cerrar la historia cómo se merece, o porque pierden perspectiva, pero es una pena porque no les costaba mucho corregir el camino.

La primer temporada de Friends es súper vanguardista para la época. Hablan mucho de sexo y relaciones y las conversaciones son inteligentes. Uno de los protagonistas se está divorciando porque su mujer descubre ser lesbiana, y Chandler sale en un capítulo con una italiana que tiene marido, novio, y varios amantes. Creo que con el correr de las temporadas ese espíritu de romper esquemas se pierde un poco, y se limitan a historias y diálogos más mainstream, al tiempo que conocemos más a los personajes y nos involucramos con sus historias.

Otra cosa que abordan genialmente, y en muchas sit-coms falla, es la relación de los personajes con los padres, no sólo con sus amigos o con sus parejas. En esto por ejemplo SATC brilla por su ausencia. En Friends tenemos historias para identificarnos los veinteañeros, tratando de independizarnos económicamente, como Rachel, o de los mandatos y críticas como Monica.

La serie empieza con Rachel en un vestido de novia y Ross queriendo casarse nuevamente, y merecía sin dudas terminar con la boda de ellos dos. Sobre todo porque muchos momentos clave o finales de temporadas en friends son bodas. Y sí, los vemos casarse en Las Vegas borrachos, y luego tener una hija producto de otra noche de borrachera, y está bueno el romance no convencional. Pero creo que están poco tiempo juntos desde la segunda temporada y el we we’re on a break break-up como para que sea creíble la reconciliación con solo unos minutos de declaraciones de amor al final del último capítulo. Merecían una o dos temporadas back together y terminar con una bella y gran boda!

O quizás no… Al re ver la serie me quedé cada vez más convencida de que en verdad, no hacía falta que terminen juntos. Podían ser una historia mega moderna de amor que empieza con pareja y termina con padres conviviendo pero no juntos. Either way, el final decepciona.

Tampoco me parece interesante la evolución de Phoebe, siendo un personaje tan out there, que termine casada y conformándose a la norma, me parece que le resta mucho a la historia.

They don’t know that we know they know we know!

En el caso de How I met your Mother la serie viene muy buena hasta la temporada cinco. Es una temporada un poco lenta y aburrida, pero hasta ahí la disfrutás mucho, están todos los elementos que la hicieron popular: Marshall y Lily como pareja añorable, Ted como romántico empedernido, Barney como el player más divertido de la tele y Robin mujer independiente y enfocada en su carrera, y cómo el objeto de deseo de Ted que está cerca pero nunca termina de alcanzar.

Luego en la 6, arrancan con la escena de la boda que tardaremos cuatro temporadas más en presenciar. En ese momento, la historia daba para una o dos temporadas más. El arco de Zoey y el Arcadian no ameritaba más que uno o dos capítulos, en cambio los soportamos una temporada entera.

Durante cuatro temporadas más la estiraron al pedo, dandole demasiadas vueltas y poca credibilidad al amor entre Robin y Barney (lo tendrían que haber dejado ahí), y haciéndo que Ted pierda el rumbo, e incluso sus características, cambian absolutamente personaje y serie. La historia de Robin también se vuelve boluda, sobre todo con su relación inexplicable con Patrice, también nos hace olvidar por qué queríamos que Ted termine con ella.

La última temporada es un desperdicio, los actores no pueden ni estar juntos en muchos de los episodios por los contratos de películas y demás. Especialmente de Jason Segel que termina estando en un auto con una extraña la mayor parte de la temporada por ese motivo. Cuando la realidad te está marcando tanto lo que hacés con la ficción, me parece que es claro indicio de que están fallando.

Y ni hablar del final pedorro, que lo hace a Barney involucionar en un player nuevamente, y a Robin la deja alejada de los amigos. Pasamos 9 años escuchando a Ted decirle a sus hijos Aunt Robin, y en los últimos 20 minutos del final de serie me venís a decir que en verdad a Robin no la vieron nunca más? No resiste mucho análisis el final. Una pena.

En mi mente, en vez de ser esa la boda de Robin y Barney, debería haber sido la boda de Ted y Señora, para no perdernos en la mística y las ganas de llegar a ese momento. Podríamos haber tenido una excelente temporada 6 llena de los desarrollos de personajes: Barney conociendo a su papá y enamorándose (de Nora o de Quinn podría ser, dos grandes personajes desperdiciados por el empeño a llegar a otro lugar con la serie). Marshall y Lily teniendo un hijo, no se si hacía falta verlos padres, podemos terminar con Lily dando a luz. Y a Robin podrían darle desarrollo de su carrera y algunos novios más, para dejarla abierta al final que querían los autores.

Entonces la séptima temporada podría ser cómo en verdad fue la última, con saltos para atrás y para adelante, mostrando en el presente cómo llega a conocer a la madre, y en el futuro cómo es la relación, cómo ella se incorpora a los cinco amigos, etc. Y terminar con el momento del encuentro, la boda y la viudez de Ted, para que luego sí vaya a recuperar a Robin. Esa historia me encanta, tiene sentido, me hubiese dejado feliz.

So really the biggest mistake would be not to make that mistake, because then you’ll go your whole life not knowing if something was a mistake or not.
Show your support

Clapping shows how much you appreciated Cecilia Olive’s story.