serial monotasking

Corremos de la cama, al gimnasio, al trabajo, al after office, a la cama. Todos los días vivimos apurados. La norma es el multitasking permanente.

Pero este estilo de vida, aparte de ser súper estresante, no es para todos.

En este blogpost Garance Doré nos habla sobre su necesidad taurina de tomar las cosas con calma, me sentí plenamente identificada. A mi también me hace falta poder concentrarme en una cosa por vez. Lo he llamado con un amigo “serial monotasking”.

Atelier Doré

Es sumamente difícil, incluye por ejemplo, alejarse del celular y cerrar mails y redes sociales, para poder concentrarse en una cosa por vez. También deberíamos aspirar a mantener de a una conversación por vez. Si estoy en un restaurant con amigos, por qué estoy mirando el celular permanentemente, hablando con otros, forzando mi foco de atención a ir de un lugar al otro generándome un estrés innecesario, y también una superficialidad en la relación. ¿No les pasa que detestan que un amigo este prendido al celular? Yo tengo una en especial que no para, desaparece estando enfrente mío, adentro de su celular, y por momentos me perturba su falta de presencia. Estoy segura que provoco lo mismo en otros amigos por momentos, no soy ninguna santa de la adicción al smartphone y a las redes sociales.

Trato a veces de dejar compu y celu lejos mío a la hora de dormir, pero es difícil. Me despierto de madrugada para ir al baño, y lo primero que hago es agarrar el celu. A veces pienso que dejé un vicio (fumar) por otro (smartphonear).

De todos modos, la vida freelance sí me da la capacidad de tomarme algunas licencias y poder bajar un poco el ritmo. Puedo evitar viajar en horarios pico, haciendo que sea más rápido y placentero el viaje. Vivir en Buenos Aires no ayuda con ese tema del transporte eh, eso merece una biblia aparte. Justo ayer viajé de Monserrat a Barracas en uber, quince minutos de viaje. De ahi en taxi a Plaza de Mayo, llegué en 10 minutos. De ahí, cinco minutos de subte a tribunales, y de tribunales 8 cuadras caminando bajo el hermoso sol de invierno a mi casa. Y no pude creer el placer de hacer muchas cosas tan cerca una de la otra en el mismo día.

Distinto es cuando tenemos que hacer algo en Barracas, después en Palermo y más tarde en Caballito, no!?

Me fui de tema… El punto es que la vida freelance nos da concesiones de tiempo que están buenísimas. Puedo trabajar tranquila desde la cama o mi escritorio, evitando el aveces bullicioso y estresante ambiente de oficina. Puedo tomarme descansos significativos: ver una serie, dormir una power nap, ordenar mi casa, una ducha, etc. Puedo organizar mi agenda mucho mejor, tener días de reuniones y salir al mundo a estresarme, y días de estar tranquila en casa haciendo horas de oficina. Puedo flexibilizar horarios de encuentro con amigos, almorzar afuera hora y media si quiero. Tomarme los viernes a la tarde para mimarme, etc.

De todos modos, creo que el tema del tiempo, del acelere colectivo y de la normalización del multitasking, es algo que debemos abordar como sociedad. Repensar mucho en el rol y la relación con el trabajo. La riqueza que hay, en parte, en este mundo moderno nos permite tomarnos ese lujo de ir achicando las jornadas laborales. Y los avances tecnológicos nos dan todas las herramientas posibles para trabajar de formas diferentes, con menores tiempos de trabajo y mayores ratios de productividad.

We hurry to get to the gym, and then we hurry to go to work, and then we hurry to go have fun, and we even hurry to get to bed. Go, go, go.
It’s a crazy life. And I don’t even have kids. I can’t even imagine.
My taste for slowness is constantly and brutally put to the test…on every level.
First of all because it’s not “cool” to like taking things slowly. Slowness is a somewhat shameful luxury.
It’s a lot more respectable these days to say you’ve got too much on your plate instead of saying you’d like to take your time.
But taking your time doesn’t necessarily mean you’re sitting around not doing anything, it might mean taking an extra hour to do things a little better, in a more thoughtful way. Let your ideas ripen, take an extra second to listen to a young intern’s idea…
And also because, apparently, it’s impossible to take your time if you want to succeed.
Recently, I was with a friend who’s a superpower boss for a superpower company, and she asked me: “What do you want in life?” and I simply answered, “To have more free time!” … And she started laughing hysterically, which:
1/ Ok, kind of vexed me a little (I’m a Taurus, I see red pretty fast ;)
2/ Showed me to what extent having time is almost unimaginable.
Because real life these days means multitasking all day long and loving it.