Bautizo de Camilito

27/05/2017

Salí temprano para San Borja. Mi cuñada había llegado antes que salga. Hoy era la segunda clase del curso de AngularJS para Fullstack.

Segunda clase

Esta vez no llegamos tarde. Los alumnos llegaron al rato y la clase empezó con dos alumnos, el tercero llegó un rato después. Marco se retiró ya que tenía que hacer otras cosas y yo me quedé a cargo. Salvo un problema con el wi-fi la clase transcurrió muy bien.

Como no había quien me jale hasta la estación del tren tuve que tomar un Uber de San Miguel hasta Surco. El viaje salió caro, asi que para aprovechar el carro jalé a mis alumnos hasta Miraflores. Nos vinimos conversando sobre tecnología.

Recogiendo las fotos del estudio

Pedí un uber para Surco porque debía recoger las fotos que nos tomamos hace dos semanas. La espera fue larga pero al fin teníamos las fotos. Todas salieron muy bien. Fue una muy buena sesión de fotos. Gracias amigos de Spika.

Bautizo de mi ahijado

Saliendo del estudio tomé otro taxi porque debía llegar a tiempo al bautizo (hasta ese momento pensaba que era a las 3pm). Cuando llegué, mi mamá ya estaba ahí. Nos alistamos lo más rápido posible y al llamar a mi promoción y ahora compadre, me dice que empieza a las 4:30pm la misa. Para matarlo!

Como estábamos sin comer, nos fuimos a una pollería cerca a la parroquia y comimos un rico y suculento Pollo a la Brasa, años que no comía uno. Igual llegamos primeros a la parroquia.

Al rato llegaron Rafael,karla y Camilito, su hijo. La misa fue muy corta, la hermana de Rafael sería la madrina y yo el padrino. Agradezco la confianza que me tuvieron para darme ese honor. Gracias promo!

No me dejaron bendecir los recuerdos que mandé a hacer. Así que los llevé a la casa de Borjitas nomás. Nos tomamos algunas fotos (que ya pondré para actualizar este resumen). Mi papá y hermana no pudieron ir a la fiesta, solo estuvieron en la misa.

Mi familia junto a Camilo y mis compadres

La fiesta que hubo después estuvo muy amena, me agarraron de punto para bailar huayno con todas las asistentes. Llegué a ser el showman en un momento de la fiesta, pero para tranquilidad de mi pies, no duró mucho.

Hubo orquesta en vivo, ricos bocaditos y sobre todo, harta alegría. Me quedé hasta cerca de media noche con mi novia y madre. De ahí ya nos vinimos a casa. Estaba muy cansado y había comido bastante, para variar.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.