¡Move on, nada de sit down!

Hola, mi nombre es Brian…y sufro de excusitis crónica. Y posiblemente, vos también. Esta enfermedad, si no se ataca, se agrava con el tiempo y termina causando dos enfermedades aún más graves: la “Desmoralitis” y la “Fracasitis”. Todo comenzó cuando un jueves por la tarde me llamó una amiga de la iglesia y me dijo:

- Che, Brian! Te animás a pasar al frente el sábado a dirigir los cantos?

A lo que le respondí diciendo que nunca había hecho eso antes y que me daba como que…vergüenzita🙈

A la siguiente vez cuando me preguntó le dije que justo, pero justo ese sábado tenía que viajar. Después…se me ocurrió que estaba mal de la garganta, que podría ser otro sábado, o que sería mejor si le pidiese a alguno de mis amigos; y así consecutivamente. Desde ese día, “Para cada nueva situación tenía una nueva excusa.” (en todo) La verdad siempre encontré una justificación para mis amadas excusas, y no te miento…tengo un montón! Comencé a decir todo el tiempo:

- Hoy no puedo, para la próxima capaz.

- Después lo hago.

- En serio, en serio se me olvidó.

- Profeee! Es que hice la tarea, pero la olvidé en casa.

(Si, yo sé que esa también es tu vieja confiable).

Y en serio no notaba la cantidad de excusas que daba para todo.

Seguidamente, me di cuenta de que ya no recibía mensajes de esta amiga para pedirme que pasara al frente, ya casi nadie me tenía en cuenta para las actividades, y eso fue lo que hizo que notara de que era por mi culpa. Por mis excusas 24–7, que capaz ya sabían que yo iba a dar mil vueltas para no hacer nada. Y a pesar de eso, no reaccioné tanto como para generar un cambio. HASTA QUE (siempre hay un “hasta que” chicos, siempre) un día, caminando por la calle…vi a un hombre mayor parado con un letrero en las manos que decía “Jesús viene pronto, no te pierdas una salvación tan grande”. El hombre no decía nada, solo estaba ahí…sosteniendo el letrero, es algo simple pero que en serio cambió algo en mi forma de pensar.

Mirá, este hombre capaz no es el mejor predicando, probablemente por su edad no está en condiciones de salir a regalar libritos y capaz tampoco se le daba el tema de dar estudios bíblicos. Pero, ¿Sabés qué? EL NO PUSO EXCUSAS, Vio lo que tenía a su alcance y ¡Salió a hablar de Jesús de la forma que pudo! ¿Y nosotros? ¿Estamos haciendo algo para apresurar la venida de Jesús? O solo estamos sentados, esperando.

Te cuento que yo lucho contra esto todos los días, a veces me miro al espejo y me digo:

Pero juntos, vos y yo, todos nosotros…necesitamos aprender que la verdadera fe, esa fe que mueve montañas, siempre lleva consigo una pala. La verdadera fe tiene manos y pies, y toma “Acción”

Acordate de lo que nos dice Dios en Lucas 10:2:

“La mies es mucha, y pocos son los obreros”

¡Hay muchísimas personas que tienen que conocer el mensaje, pero pocos son los que se levantan y hacen algo al respecto! ¿Cómo van a creer si no hay quien les predique? (Romanos 10:14) ¿A quién va a envíar Dios? (Isaías 6:8)

Instagram: @chalabrian

¿Te acordás de Moisés y sus excusas? Cuando Dios le dijo que el debía liberar a los israelitas de la esclavitud egipcia, sus excusas fueron más o menos así: (Éxodo 3 y 4)

- ¿Queeee? Dios, ¿Quién soy yo para ir a hablarles allá?

Bueno, bueno. Soy tu hijo pero ¿Qué les voy a decir?

Ah, bueno. Les digo que me envíaste vos, pero ellos ¡No me van a creer!.

Pero Dios, si te diste cuenta de que soy tartamudo, no?

Osea…ni aunque quisiera hablar podría

Hey, ¿Y si mandás a mi hermano? (La otra vieja confiable).

Tantas excusas que llega un momento en el que “Dios se enojó con Moisés”. Y no te estoy chamuyando, fijate en (Éxodo 4:14) ahí lo dice! 😎 Me imagino cuantas veces Dios se habrá molestado conmigo por mi actitud. Por las excusas que tiro sin parar…pero hay algo que me consuela♡ Todavía tenemos tiempo, poco; pero tenemos! Yo quiero hacer el cambio, generar acción. Sumate! #GeneraAcción (De paso compartí con este hashtag en tus redes sociales la parte que más te gusto de este post)😉

Twitter: @chalabrian

SIN EXCUSAS! Dios te está llamando para marcar la diferencia♡ Dale. Levantate, ponete las pilas! Y mañana si no llueve, si no hace mucho frío, ehmm…y si no hace mucho calor, nos movilizamos? Si? 😅

Naaa, no te creas. Deja de dar vueltas, y en vez de dar excusas decí:

“Heme aquí, envíame a mí”. Jesús viene pronto, no te pierdas una salvación tan grande.

Gracias Gabriela Rojas (co-writter) por hacer de este post una realidad!

¡Gracias por leer! :) Si lo disfrutaste, no te olvides de compartirlo. Significa mucho para mí y ayuda a otras personas a ver el post!❤️