El génesis

Escribir un blog es algo que en nuestra época es normal, el intercambio de saberes y pensamientos nutre nuestros días, incluso desde las redes sociales, lo malo, es que se pierden con el tiempo y todo aquello que se dijo queda en el olvido. Por otro lado los blogs, son plataformas más especializadas donde la gente define un concepto o tema para compartir sus conocimientos o experiencias con el mundo, quizás de manera permanente. Unos son de moda, otros de tecnología, o poesía, o diseño, y vaya ustedes a saber la cantidad de temas que se desarrollan día a día en Internet, hay otros extraños, como de gatos dorados en moto, o mujeres tatuadas en vestidos de Bangladesh.

Foto por @edofranco

Yo no tengo un tema, ni un concepto, ni tampoco pienso hablar de mi (al menos no todo el tiempo) simplemente quiero un espacio para plasmar vivencias ¿es eso una contradicción? supongo que tiene que ver con esa necesidad de rayar en las paredes, o de mantener un diario en tiempos de guerra. Aún cuando mis paredes sean digitales y la guerra que vivo sea otra. “Económica”, le dicen.


Me llamo Génesis, siempre le reclamé a mi mamá el nombre que me puso, era extraño, nunca me he imaginado que digan por ahí "Señora Génesis". -Uuuy-. Ella me explicó una vez que mi nacimiento era el comienzo de su vida como madre, por eso mismo solíamos llamar a mi hermanito "apocalipsis".

Pero hay algo de cierto en mi nombre, comienzo y experimento muchas cosas, un ciclo que no termina, pues los comienzos me vivifican, los finales siguen siendo sólo principios para mi -Enfini-

Esta vez quiero dejar un registro personal de un sin fin de cosas que componen un Génesis infinito, no sé como terminará esto, pero sé que esta vez comienza algo, otra vez.