COMO LA VEZ QUE TE VOLVISTE TODAS LAS DEMÁS.

Cada vez que quiero verte,

me convierto en ave.

Cuando estoy contigo,

me transformo en pez.

Pero cuando llega el momento de irme,

me pongo las alas otra vez.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Chapumike’s story.