Carta a Fernanda:

Llevando el conteo de tu llegada al clan, hoy cumples 152 días desde que elegiste invadir y acampar en el vientre de tú mamá. No te imaginas el entusiasmo y nerviosismo con el que nos has traído, sin embargo algo que podemos suponer según los ultrasonidos es que lo tuyo, lo tuyo, lo tuyo es el slam y el headbanging.

Probablemente, como muchos dicen, serás la embajadora de nuestro insomnio o la madrina del nuevo rubro contable para la compra de pañales o quizás la causante de la ruptura de mis juguetes más preciados, no lo sé; tú déjate venir con calma que acá te seguimos esperando sin prisa.

No te apures de nada, acá afuera ya todos especulan, que si tendrás la nariz de no sé quién, si tendrás la altura de la tía Lencha y así muchas más cosas que son poco relevantes por el momento, no pasa nada, ya que andes por acá me sentaré contigo a ver qué más se dice y nos reiremos de todo y de todos.

Eso si, en el caso de que el Doctor se haya equivocado y no seas Fernanda, tómalo con calma, a mí me paso, incluso mis papás me iban a nombrar Itzel y tuve que salir del hospital con ropita de colores pastel y florecitas, eso si, de cualquier manera te prometo y doy mi palabra que si ese es también es tú caso no te heredaré mis nombres y trataremos de buscarte uno que sea amable para que hagas tu trayectoria a tu manera.

Te recomiendo no te enfoques mucho en temas banales que han sido ocasionados por el poder y el capitalismo en los papás de tus futuros amig@s, te voy adelantando que tal vez no tendrás el coche más sofisticado o la ropa más refinada, pero te prometo que tendrás atención de excelencia, colecciones privadas de rock exquisito, uno que otro libro extravagante y ya de ahí tú decides si te late o cambiamos todo por Marc Jacobs, Ariana Grande, Coelho y Peppa Pig.

Estoy seguro que morirás de risa cuando te enteres de cómo esta conformada tu familia secundaria, con decirte que hay más perros que personas; para que te des una idea la alineación es más o menos así:

  • 7 perros
  • 1 pez
  • 5 humanos

Pero si aun te quieres reír más de ese dato quiero concientizarte que 5 de esos 7 lanudos serán tuyos; odiaría confirmarte que serán hermanos, pero definitivamente se que se volverán muy buenos amigos y tú serás quien los traiga a raya dándoles sus jalones de orejas y ellos amablemente te pagaran con lengüetazos húmedos y arrumacos calientes.

Hay altas posibilidades de que tu tierra natal sea la ciudad de Merida, Yucatán por cuestiones de mi profesión, pero no te espantes, es un lugar que si te lo pudiera describir rápidamente sería algo así:

“Hermosa península llena de personas amables, paciencia desbordada, comida deliciosa y acentos únicos al hablar.”

Eso si, no te apures si el día que salgas de tu burbuja de la felicidad y tengas tu primer contacto con el planeta tierra te encuentres con un infernal ambiente de 43 grados centígrados, no te espantes, no es peligroso, solo es que el clima, probablemente, estará de plácemes por tu llegada.

Es posible que este post lo leas dentro de muchos años, o quizás ni lo leas, pero solo imaginarme que te lo escribo y me entiendes ya tuvo sentido hacerlo.

Para terminar te reitero que quien seas y cómo seas, acá ya tienes un fanático que quiere simplemente gozar de tu existencia.

Buen viaje a casa.

Me gusta:

Me gusta Cargando…


Originally published at checosrealm.com on June 6, 2015.

Like what you read? Give Checo a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.