Un impulso sonoro

La Escuela de Rock UMH y el Spring Festival unen fuerzas para dar una oportunidad a bandas emergentes de la provincia de Alicante

La historia de la música está repleta de artistas que hoy en día son auténticas leyendas. ¿Quién no ha oído hablar de The Who? ¿Quién no asiente con la cabeza cuando se le menciona a Jimi Hendrix? ¿O a los Bee Gees? Todos ellos tienen algo en común, además de ese talento que les ha llevado a ser recordados generación tras generación. Y es que en algún momento, tarde o temprano, antes o después, alguien les dio una oportunidad de demostrar su valía.

Por suerte, a pesar de que el mundo de la música no pasa por su mejor momento, sigue habiendo quien busca el resurgimiento de ésta de sus cenizas. Hablamos de gente como los responsables del Spring Festival de Alicante y la Escuela de Rock UMH. Ambas entidades llevaron a cabo una colaboración en forma de concurso de bandas. Un concurso de bandas cuyos ganadores dispusieron de un escenario para ellos solos en el citado festival, al que cada año acuden entre 10000 y 12000 personas (11500 en esta edición, según la organización). En otras palabras, una grandísima oportunidad para darse a conocer.

El Alicante Spring Festival alberga cada año a más de 10000 asistentes // Foto: Orbita Magazine

EL GÉNESIS

“Me reuní con la dirección del festival y el tema salió adelante”. Hombre de respuestas directas, Álvaro García, director de la Escuela de Rock UMH, tiene claro cuál es el camino a seguir por el bien del futuro del género. “Siempre buscamos potenciar la escena local, y los festivales son la mejor manera de que los grupos emergentes se den a conocer”, afirma. “Las únicas condiciones eran que fuesen formaciones de la provincia y que no tuviesen contratos con discográficas”.

“Las únicas condiciones eran que fuesen formaciones de la provincia y que no tuviesen contratos con discográficas”, explica Álvaro García

Veintiséis fueron las bandas que acudieron a la llamada. Pero no todas podían alcanzar la segunda fase. “A través de un jurado formado por expertos de la escena musical alicantina y por profesores de la Escuela, se seleccionaron nueve bandas, más una que accedió al ser la que más ‘me gustas’ consiguió en Facebook”, explica el director. Diez finalistas para cuatro plazas.

LA FINAL

La Sala Babel de Alicante, conocida por haber albergado actuaciones de artistas de la talla de O’Funk’illo, fue la responsable de acoger la gran final del concurso. Una final que comenzó a las ocho de la tarde del viernes 12 de mayo y que constituyó un desfile de músicos que duró hasta casi las dos de la madrugada.

La mayoría de participantes manejaban el género de moda en nuestros días: el indie. Un factor que quizá jugó en contra de grupos como Zero, Olivia, Koala Lumpure o LoveMeBack, claros ejemplos de una música muy trillada (pero que no deja de vender) en esta etapa musical que atravesamos. Otros como Aarkvard Asteroid o No More Knobs hicieron gala de un notable uso de la electrónica y los teclados. Cuervos fue la única formación que mostró un estilo rockero puro, del de toda la vida. Éxipis, por su parte, tuvo la propuesta más diferenciada del resto, haciendo gala de un género funk-rock que se ve muy poco a día de hoy.

Elementos como “la calidad técnica, la originalidad, la propuesta, la puesta en escena y la respuesta del público” fueron valorados por el jurado según Lorena Díaz, colaboradora de Alicante Live Music que formó parte del mismo. Los encargados de dirimir qué cuatro bandas cantarían bingo pasaron la velada tomando notas y notas, poniendo especial interés a los grupos que más se alejaron de lo común.

Y llegó el momento de decir los nombres, el momento de la tensión, el más duro. Momento del que el grupo Éxipis, que cuenta con dos integrantes de la UMH, salió victorioso. En ese Spring Festival del 20 de mayo les acompañaron Aarkvard Asteroid, Cuervos y No More Knobs.

Las cuatro bandas que tocaron en el Alicante Spring Festival 2017 // FOTO: PROPIA

EL PREMIO, DESDE DENTRO

“Es algo que no voy a olvidar en mi vida. (…) Fue un momento mágico”, declara Rubén Poveda, bajista de la formación vencedora

El bajista de Éxipis, Rubén Poveda, quien dio el concierto bajo una máscara de lobo, es el portavoz de la banda ganadora. Con una amplia sonrisa de felicidad, no disimula el orgullo por lo que él y su grupo consiguieron esa noche del 12 de mayo.

-¿Cómo fue ese momento en el que el maestro de ceremonias dio el nombre de su grupo como ganador?

-Es un momento que no voy a olvidar en mi vida (ríe). A medida que iban diciendo los nombres me estaba poniendo más y más nervioso. Cuando nos llamaron… nos quedamos patidifusos, la verdad es que no nos lo esperábamos. Fue un momento mágico.

-¿Qué representa para una banda emergente como la suya el hecho de tocar en un evento como el Spring Festival de Alicante?

-Este tipo de oportunidades no se presentan todos los días. Para un grupo como el nuestro, Éxipis, que lleva muy poco tiempo activo, sentir que empiezas desde abajo y que vas escalando a base de trabajo es muy gratificante.

-¿Qué opina de estas iniciativas para dar impulso a las bandas que tratan de hacerse hueco en el panorama musical?

-Me parecen necesarias. Gracias a ellas, gente como nosotros o cualquier otro grupo tiene la oportunidad de salir adelante, de animarse y de sentir que lo que hacen vale la pena.

EL FUTURO

El éxito del concurso ha dado pie a una mayor ambición a la hora de afianzar el proyecto. El director de la Escuela de Rock UMH recalca la intención de “crear una sinergia” con el Spring Festival de aquí en adelante. “No solo tener un escenario permanente de la Escuela de Rock, sino también establecer una agenda de actividades conjuntas a lo largo del año entre cada edición del festival”.

El director de la Escuela de Rock UMH recalca la intención de “crear una sinergia” con el Spring Festival de aquí en adelante

La comunión entre la institución universitaria y el evento musical más importante de Alicante constituye un punto de partida para llevar a cabo un proyecto que poco a poco pueda ir dando más entrada en la escena musical local y nacional a los grupos con talento pero con pocos recursos. En una época en la que cada vez es más difícil hacerse un hueco, sobre todo en España, que se encuentra a años luz de la promoción musical de la que disfrutan las bandas jóvenes en Estados Unidos o en Reino Unido, cualquier iniciativa que busque revertir esta situación es bienvenida.

Porque quien sabe si en unos años estará todo el mundo oyendo hablar de Éxipis, o de Aarkvard Asteroid, quizá de Cuervos. Es imposible saberlo. Pero sin dar esa primera oportunidad de hacerse oír, lo que es seguro es que no habrá quien tome el relevo de una generación musical rockera que, a día de hoy, no cuenta con un heredero claro.

Like what you read? Give Chema Medina a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.