Me caaaagaaaaaah

Ultimamente, las cosas más estúpidas y ajenas a mi vida me ponen de mal humor. Esto aunado a las cosas que no son estúpidas que me ponen de malas, me han convertido en una persona más cascarrabias que de costumbre. Dentro de la primera categoría, incluiría pero no limitaría listando a los hombres que se llaman así mismo feministas, el Facebook y el 95% de lo que hay se crea y se comparte, la lluvia, el clima, los que creen que todo se puede (y peor aún: SE DEBE) sobre-simplificar, la gente que nada más repite que esta última temporada de Rick and Morty ha estado mala cuando no ha sido nada menos que brillante… Hablando de esta última cepa de lelos ¿cómo pueden repetir tremenda gansada después del último episodio? Y dado mi condición adversa y vibra tóxica, se me ocurrió escribir al respecto, para ver si podía sacarme de la cabeza a esa asnada colectiva de los pensamientos.

Rick y Morty acaban de sufrir algunos de los días con mayor estrés que hayan vivido: Sobrevivieron una guerra de días, en la que probablemente presenciaron la muerte de millones ; su vida peligró constantemente y las consecuencias psicológicas de ello tendrán consecuencias más graves que lo apremiante que pudo haber sido recibir las medallas y el premio de la princesa que se los otorgó. Están hasta la madre, temblorosos y con los ojos rojos. Por lo que deciden ir al mejor spa de la galaxia. Es en este lugar donde utilizan una maquina que eliminará las toxinas psicológicas, misma que parece que falló, pero que más tarde descubrimos, que los Rick y Morty que vimos superar la explosión (siguiendo el tema de estrés traumático post-guerra del inicio del episodio) no son mas que las toxinas; es decir la maquina funcionó a la perfección y esas versiones agitadas, exageradas y cubiertos de una mucosidad de un verde radioactivo, fueron el cochambre removido, la grasa separada, aquello que te hace mal: son Toxic Rick and Morty. Hemos visto a Tiny, Pickle y ahora llega Toxic Rick baby!

En realidad no es mi intención abordar todo el episodio, que para eso ando haciendo videos (ya, en cualquier momento sale GazorpazorpTube, mis videos de YouTube sobre Rick and Morty), sino que quería hablar de una parte en particular donde afrontan una idea relacionada con aquello con lo que inicié este texto y es que Rick descubre que la toxicidad que se separó de ellos es una que se guía a través de lo que cada persona considera ponzoñoso y dañino en cada uno, por lo que en el giro más brillante del episodio, descubrimos que el así llamado “Rick saludable” considera en todo su avanzado y complejo entendimiento de las cosas, el desarrollar sentimientos como algo enfermizo y es Toxic Rick quien tiene sentimientos por Morty, mismos que Healthy Rick señala como “apegos irracionales”. Verga. No mames. Hasta me enojo de acordarme del panoli en twitter que me argumentaba en twitter diciendo que los chistes estaban forzados y querían agradar a todo mundo.

Y ahí fue cuando entendí. No, no cuando recordé al proto-asno que se atrevió a hablar de cosas que claramente están fuera de su entendimiento, sino que la negatividad no sólo es una herramienta social necesaria; pero que entre más la entiendas como parte vital de tu constitución, es más fácil el que puedas lidiar con su veneno. Porque el veneno ahí está. Puedes mermarlo o fingir que ha desaparecido, pero ¿de que sirve engañarte de esta forma? ¿Para venderte a ti mismo la narrativa que eres una buena persona? Como esos hombres feministas que tanto me cagan. Newsflash, zánganos carentes de personalidad: el afiliarte como alguien que entiende una lucha que no has sufrido te hace más probable en ser parte importante del problema que es tu intención hacernos saber (por que te MAMA repetírnoslo) que no eres parte. Cuando estás seguro que no eres algo, seguramente lo eres y a rolete (véase Whedon, Joss). Pero volviendo al tema, por supuesto que todo esto que ahorita me caga habla de cosas que estoy viviendo, cosas que yo tengo que trabajar sobre mi y proyecciones; todo en diferentes medidas. Y obviamente, todo esto está mal… pero ahí te va el giro inesperado: tampoco está mal. Es parte de ser humano. De las contradicciones inherentes de ello, de las dudas y el crecimiento que conlleva ser este absurdo ciclo que conecta al nacimiento con la muerte. O sea, sí, estoy de la verga por esta arrogancia que me inclina a despojar de todo mérito a todos los payasos que se ponen un título nomas para ligarse morras, a todos estos subpavos que no completan una oración para salvar su vida y quieren venir conmigo a tirarle mierda a Rick and Morty y otros tantos que SÍ hacen cosas que justifiquen que uno se moleste. Pero por otro lado, fuck you, yo, al igual que tú estoy en las mismas que tú; siendo parte reticente de una realidad que no tiene sentido o destino y que vivir en ello me aterra casi tanto como ya no vivir en ella.

Cuando Healthy Rick y Toxic Rick se unen en uno, Rick sólo presta a señalar que ha regresado Regular Rick. Uno que es un balance de toxinas y vida, la costura entre la vida y la muerte y que a veces necesita escupir toda esta rabia de las cosas que lo triggerean; pero que también es capaz de decir que hay mucho en este mundo que lo emociona, gente que le provoca dolores estomacal de nervios, que lo hacen reír sin control y lo motivan a seguir y soñar. El punto es que tu versión regular debe ser una balanceada entre ser lo suficiente honesto para sentir a flor de piel todo lo negativo y uno que tampoco se lo tome tan en serio. Pero como nos enseñó Rick en este episodio, la negatividad está en el ojo del observador.

Me cagan un chingo casi todos, por lo menos en este momento. Excepto tú, Noob-Noob. Tú sí me entiendes. Y tú también me caes bien y te quiero, aunque dudo que leas esto y sí lo haces, también desconfío que sepas que me refiero a ti.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.