Cómo crear tu propio trabajo como músico

João Silas — Brazil (https://unsplash.com/photos/EpJOBZNzrVo)

Hace unos años, cuando deseaba pasar mis días en un estudio de grabación solo creando música, no advertía muchos de los pasos que debía seguir antes para poder llegar a ello. Sólo especulaba con un amigo acerca de qué tanto podríamos grabar un día que alguien nos invitara por azar del destino a su estudio. Por fortuna, esas cosas solo quedaron en una idea que fue tomando forma en la realidad conforme empezamos a actuar en sincronía con lo que pensábamos y decíamos.

Piénsalo bien, nadie va a saber qué hay en tu mente. Ninguna ley de atracción o algo parecido te concederá algo similar. Si no te mueves y generas tus propias situaciones, muy difícilmente alguien volteará a mirarte, ya sea para hablar en contra o a favor, pero lo importante es que al fin y al cabo estarán poniendo la atención en ti.

La industria de la música tiene unos 20 años mutando. Ya no es como antes, así que no te tienes que ajustar a la historia de tus bandas favoritas, pues ellos irrumpieron en un momento particular con unas reglas del juego muy distintas a las de ahora.

No importa qué tan buena es tu música, nadie te escuchará si no te pones literalmente al frente de él o ella. Las audiencias actuales valoran otro tipo de cosas. Principalmente el arte hoy en día se valora por los fuertes lazos afectivos que puedas construir con tus fans y el trabajo artístico se nutre de procesos colaborativos para lograr objetivos afines en comunidad. Muchas de estas cosas las estaré explicando en varias entregas.

Sé tu mismo

Así tal cual como lo lees. Si como artista no has hecho un trabajo de introspección, ser tu mismo te costará.

Quítate la camiseta de tus bandas favoritas, ídolos y haz lo mismo con tus procesos psicológicos. Cuando hablas, evalúa si lo que dices viene de tu propias conclusiones o si solo repites lo que alguien más dijo. No se trata de echar al foso la inspiración, estoy de acuerdo, a veces nos sentimos cool si repetimos con vehemencia alguna que otra cosa que leímos y nos inspiró, pero te ves más auténtico cuando hablas de aquello con propiedad sin querer endosarlo en tu discurso como algo propio. Como les hablamos a los demás es como a nosotros mismos nos hablamos, si nos mentimos, el florecimiento de lo que eres se queda en stand by hasta que no hayas hecho la tarea.

John Hult — Gothenburg, Sweden (https://unsplash.com/photos/QnjkbXywIyY)

Acomodar estas cosas sirven de mucho pues como sabes, la obra no reside en la mente o cabeza del artista. Nuestra conciencia no está en nuestro cuerpo, nos conectamos a ella. En el momento que creamos música estamos dándole dirección y atención a la conciencia en su proceso de conexión. Hacer música es como esculpir el tiempo y así tus primeras creaciones no sean de admirar, haz empezado. Cuando lo haces se va volviendo fácil y no hacerlo, por la misma ausencia de certeza en la experiencia, te genera miedos y sensación de dificultad.

Abraza la tecnología y crea tu audiencia

Vamos, no tienes que ser anticuado. Estamos en una época fantástica donde las estructuras se están desmoronando y nos estamos enfrentando ante la esencia de las cosas.

La industria de la música se edificó en torno al álbum en un formato físico, pero con la llegada del formato mp3, se presentó un gran rompimiento en la industria. Pocos años después llegó Apple y lanzó el iPod con su anuncio estrella: ahora podrás tener 1000 canciones en tu bolsillo. Sonaba un poco irreal en aquella época, pero poco a poco todo tomó dirección hacia allá. Ahora la música está al alcance de cualquiera, por ello no tiene sentido que todo gire en torno a un disco. El hecho del acceso masivo y libre a la música digital plantea un nuevo reto en un mundo saturado por ella: crear tu propia audiencia, aquellos que no les importa si eres famoso o no, pues una vez que hayan conectado contigo y haya un intercambio de afecto, tu historia comenzará a cambiar.

La red es una ventana increíble para empezar a mostrarte. No necesariamente lo primero que hagas debe ser de la mejor calidad. Lo que sí debe tener es que, como dije arriba, mantenga la esencia de lo que sinceramente quieres proyectar, aquello que te hace diferente de los demás. Beethoven decía que tocar una nota equivocada es perdonable, pero que tocar sin pasión es impresentable. Más o menos esta frase se ajusta a eso. No importa si empiezas grabando en tu smartphone o computadora de la manera más simple, pero si lo haces con la suficiente pasión, las personas a las que llegarás a mostrar esas primeras cosas notarán primero “eso” que te hace diferente del resto antes de percatarse que no es de muy buena calidad. Poco a poco, si te mantienes y eres persistente, mejores herramientas irán llegando, como todo proceso evolutivo.

Establece un proyecto

Es más serio, te demuestras a ti mismo el compromiso y además es una buena forma de pasar la vida.

Hay muchas personas con talentos increíbles pero por falta de organización y compromiso consigo mismos, no hacen cosas perdurables en el tiempo y por ende, nunca crean una audiencia propia, sino más bien se proyectan como “aquel” que hace música o algo artístico y lo publica de vez en cuando solo por una satisfacción inmediata o por algo emocional.

Los artistas somos bastante emocionales y esto la mayoría del tiempo nos juega en contra, porque nos impulsamos a hacer las cosas cuando estamos full conectados con algo emocionalmente y cuando ese feeling se va, entonces nos desanimamos y no lo continuamos. Controlar tus emociones y establecer un plan de trabajo enmarcado en un proyecto te dará los verdaderos resultados.

Tengo un amigo que es muy bueno dibujando, lo ha hecho por años, vende de vez en cuando su arte, pero en un momento en que lo quisieron entrevistar en una radio local para hablar de lo que hace, lo ignoraron a última hora cuando le preguntaron por un proyecto y muy ingenuamente dijo que no tenía ninguno, a pesar de que mostró decenas de dibujos. “Son sólo bocetos, apuntes”, le replicaron.

Empieza con los recursos que tengas a la mano

Cuántos no han comenzado a hacer el disco de sus sueños porque no tienen dinero o equipamiento. Muchos. Si no valoras lo que tienes a la mano, muy difícilmente mereces mejores equipos y herramientas.

De obtenerlos al instante que los imaginas, solo te va a crear más confusión y no lograrás hacer plenamente algo del corazón. Como dije más arriba, empieza a hacer y todo se va facilitando. Si explotas al máximo la cultura DIY, cuando lleguen los equipos y herramientas que sueñas, lo apreciarás de verdad y harás cosas increíbles. Cuatro temas de nuestro primer EP fueron grabados en una semana usando solo una laptop, una interfaz y un micrófono. Nos decidimos a empezar como sea, a crear lo propio y allí fue donde descubrimos una fuente de energía inagotable que nos permitió enfrentar sin experiencia técnica alguna la grabación de esos temas.

Aprende a comunicarte y busca gente que resuene con lo que quieres

Pocas probabilidades hay que encuentres aquellos que van a querer trabajar contigo si no sales de tu casa o al menos no forjas sólidas relaciones uno a uno. Si aún no los encuentras, empieza solo y publica semanalmente lo que andas haciendo, haz videos de covers de tus bandas favoritas y súbelos a YouTube. Empieza a usar algunos DAW y deja que la curiosidad te lleve a finalizar algo que mostrar. Capacítate, estudia constantemente el instrumento que interpretas. Te aseguro que a alguien le va a interesar.

Ve a shows y conciertos, preséntate a las personas. Si crees que te ves rockero viendo con los brazos cruzados a alguna banda local de tu ciudad, estás perdido. Te ves realmente como un rockstar estando de primero y moviendo la cabeza.

Por otro lado, si ya tienes recorrido tocando algún instrumento, busca siempre hacer servicio público. En tu barrio, en tu universidad, busca a quien enseñarle sin esperar nada a cambio. Muchos de los giros más inesperados en la vida llegan por puertas que se abrieron cuando trabajas aparentemente gratis.


Piénsalo, es mejor si te tomas en serio lo que haces. Un artista puede crear una pequeña audiencia y monetizar a partir de ella con tal y se mantenga creando. Una vez que alguien se ha enganchado a lo que haces, es muy difícil que se vaya a menos que la inconstancia te gane y te desaparezcas del mapa por un tiempo indefinido. Debes mantenerte creando y poco a poco los resultados empezarán a llegar.

Genera tus propias situaciones, vive lo que haces que suceda pues de lo contrario vivirás lo que otro hizo que sucediera.

Escrito por Ánfer Chávez C.


¿Te pareció útil? Si fue así, compártelo y recomiéndalo. Estaremos posteando más de éstos semanalmente mientras seguimos en la grabación de nuestro álbum triple. También puedes encontrar nuestra música y tornarte un poco psicodélico.


Esta semana publicamos nuestro nuevo Meet The Band en Youtube con episodios semanales!

Estamos en Instagram y Facebook también!