Iniciativas que fomentan la transparencia electoral

Publicado en Diario Perfil

12 de abril de 2015

La transparencia gubernamental es uno de los pilares más elementales para el sistema democrático. Tanto es así que el Papa Francisco manifestó la semana pasada frente a la ONG Red Ser Fiscal su “preocupación” para que las próximas elecciones en Argentina se desarrollen en un marco de “transparencia y sin violencia”.

La misma Organización que entrevistó al Sumo Pontífice desarrolló en 2013 una iniciativa para evitar la corrupción en las elecciones legislativas correspondientes a ese año en nuestro país. Se trató de un mapa en donde se podían observar los lugares en los que ocurrieron irregularidades durante las PASO. La plataforma presentaba un listado de los posibles delitos electorales, tales como: robo de boletas, suplantación de identidad, actos de proselitismo, propaganda electoral durante la veda y otros.

¿Funcionó? Sí, porque gracias a esta propuesta, se registraron distintas deficiencias como denuncias sobre adulteración de actas y urnas violadas. El Mapa del Delito Electoral estaba supervisado por un equipo de moderadores que verificaban la información antes de publicarla para luego poder actuar en consecuencia. De esta manera, se pretendió asegurar la transparencia de los comicios en todo el país.

El proyecto, que fue publicado por El Auditor.info, se llevó a cabo gracias a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) de la siguiente manera: los fiscales y votantes podían enviar su reporte vía Twitter utilizando el hashtag #mapadelitoelectoral. Además, tenían la posibilidad de comunicarse a través de Facebook, por SMS, mandando un mail, o directamente desde el formulario en el sitio web de la ONG Red Ser Fiscal . Las denuncias podían realizarse de manera anónima adjuntando imágenes y videos.

Propuestas por el mundo

El concepto de Gobierno Abierto viene pisando cada vez más fuerte. Tiene como objetivo que los ciudadanos colaboren en la creación y el mejoramiento de servicios públicos y en el fortalecimiento de la transparencia y la rendición de cuentas.

Para las elecciones en Bolivia del año pasado –en las que Evo Morales logró un triunfo aplastante-, la ONG Transparencia Bolivia (capítulo boliviano de Transparencia Internacional) desarrolló una aplicación web, Presupuesto Ficticio, para monitorear los gastos de las campañas electorales a través de la observación en actos públicos.

Por cada ciudad se movilizaron entre siete y 10 jóvenes, designados por equipos o de forma individual a cada partido político para asistir a las actividades de los candidatos presidenciales. A partir de la información recolectada, se hizo un registro de los actos en Cobija, Cochabamba, El Alto, La Paz, Santa Cruz, Sucre y Tarija.

Durante la investigación, los observadores podían enviar fotografías sin límite y describir, por ejemplo, la cantidad de gente participando, si repartían souvenirs y si había presencia de artistas, modelos o cantantes. Los costos habían sido cotizados anteriormente.

Presupuesto Ficticio fue una estimación realizada por la ciudadanía, no se trató de datos oficiales. Los jóvenes, desde la WebApp, completaron un cuestionario con datos específicos sobre lo que veían en ese momento y luego esa información se cruzó con datos económicos, dando como resultado el presupuesto ficticio.

El producto final fue un informe que se presentó en las siete ciudades en las que se trabajó y ante el organismo electoral.

México también se sumó a la oleada de proyectos para combatir la corrupción. En el marco de las próximas elecciones federales (en las que se renovarán 500 bancas para el Congreso), la ONG Sociedad en Movimiento presentó la campaña “Un voto contra la corrupción” que propone que el sufragio de los ciudadanos del 7 de junio sea una expresión a favor de la transparencia. Se trata de un proyecto basado en el acceso a la información sobre la trayectoria de los candidatos y su compromiso personal con la rendición de cuentas.

El eje central es incitar el voto razonado de los ciudadanos en función del conocimiento de los perfiles de los futuros legisladores y su compromiso contra la corrupción.

La iniciativa busca generar la responsabilidad de los candidatos con una agenda en contra la corrupción y evitar que lleguen al Poder Legislativo personas involucradas con casos de fraude y dudosos antecedentes.

La propuesta contará con un portal web que transparente el perfil y el compromiso de los candidatos en materia anticorrupción y de cuenta de los graves casos de impunidad.

Asimismo, la idea es que los funcionarios hagan púbicos sus compromisos de campaña para que la ONG los pueda registrar. Al mismo tiempo, promueve que los partidos realicen pruebas de confianza a sus candidatos.

Además, procura recoger testimonios de los mexicanos sobre el compromiso real con el país por parte de los partidos políticos para elevar el porcentaje de participación en el proceso electoral.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.