despacio,
fue efímero
la estela
de tu presencia.
sin eje
sin cordura
sin ataduras
decido soltar(te)(me).
el viento
me envuelve
cada vez más cerca
hasta soplarme
y hundirme en la nada.
yo que siempre quise
yo que siempre dije
hoy no te digo más nada.
a esta altura de todo,
yo ya no me tiro
de ningún lado,
porque los precipicios
me dan vértigo en el alma
y la adrenalina
es lo que
poco a poco
fue dándole
sentido a mi vida.

China.

Like what you read? Give China Díaz a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.