¿Cómo ha sido para mí el Lab//KinoRoom?

Por: Paco Loza

Es… Tener una idea.

Todos escuchan; inmediatamente un segundo después: Sugerencias. Tiempo. Todo gira alrededor del tiempo. Locaciones, mínimas y cercanas, disponibles. Lugares que hablen.

La óptica, el full frame. Música, diálogos, actores. Las lindas chicas de maquillaje y arte… Sí. Se dispone de talento palpitante.

- ¡Pum! Te enamoras.

La máquina de hacer cine tiene engranajes de energía y hardware y acción y ganas y enfoque y conocimiento. Lo más difícil de encontrar en cualquier lugar en el que hay gente es la armonía, pero acá en Lab//KinoRoom, las personas son una orquesta filarmónica reunidas por esos dos elementos capaces de provocar milagros: filía del griego philos, “amor” con el sufijo ía que refiere “cualidad”, y armonía: equilibrio entre las partes para producir belleza. Y en ese encuentro del amor y la belleza donde colisionan los guiones, el rodaje y la edición. Sinergia y Cohesión. Eso lo hace gratificante al espíritu indomable de la realización cinematográfica. Sí, el sueño y su desvelo para dar el máximo por el todo.

Si bien la belleza, si más el empuje, si siempre el detalle, la experiencia es… recomendable.

- …Y ¡corte!.

Después de eso. Comienza el viaje.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.