¿Amigos de los libros o de la piratería?

Hoy quiero hablar de algunas páginas sobre libros que reseñan novelas o comparten fichas de autores y de libros para que los usuarios puedan comentarlos a modo de red social. No hablo de Goodreads, que también encaja en esta descripción, y es propiedad de Amazon.

Se trata de pequeños, y no tan pequeños, blogs que tienen como fuente de ingresos (porque tienen ingresos):

  • Enlaces de afiliado: también lo hace Goodreads (cosa que me parece perfecta)
  • Adsense u otro tipo de publicidad contextual (cosa que, bien gestionada, me parece igual de perfecta)
  • Espacios publicitarios distintos de Adsense y que funcionan de forma contextual, pero solo apuntan a un determinado tipo de páginas, unas que contienen enlaces.

Para los que no estéis muy puestos en el tema os resumo: Google, y las otras empresas de publicidad, funcionan mediante palabras clave. La empresa que gestiona el espacio publicitario analiza las palabras clave de la página que va a mostrar publicidad y compara esas palabras con las de los anuncios que tiene por mostrar. Cuando encuentra anuncios que encajan muestra el que ha pagado el precio más caro por ese espacio publicitario.

¿Qué tipo de publicidad tienen los “blogs amigos de los libros”?

En esta primera foto puedes observar el final de la ficha del libro, se trata de mi libro “El poli que duerme en el coche, la periodista en paro y las cajas que pesan demasiado”. Observa que está la descripción del producto, es decir de mi libro, y debajo una linea fina y pone a la derecha “publicidad”

Y, ¿qué contiene la publicidad? Información de mi libro, en forma de cómoda ficha parecida a la que encuentras en Amazon.

Mira un poco más abajo y verás qué te encuentras:

¡Sorpresa! Una invitación para descargar mi libro de forma ilegal. Justo encima de los enlaces de la web para compartir la ficha del libro.

¿Casualidad? No. Evidentemente no. Es publicidad contextual de páginas de descarga. Ellos ponen un código que analiza el título del libro en su web y muestra la publicidad con los enlaces al mismo libro.

No me voy a poner a investigar para no darle a esta gente beneficios, pero me juego lo que sea a que no hay un solo libro fichado en la web sin que tenga su correspondiente enlace de descarga. Claro que en cuanto cuelgas el libro en Amazon ya está pirateado, que ese es otro tema muy interesante del que hablar.

¿Qué dicen ellos sobre el tema?

Les mandé un mail para pedir que en mi ficha de autora (que yo no había rellenado, ni me habían pedido permiso para poner) pusieran la misma biografía que se encuentra en mi página de autora de Amazon. Mi descripción era un corta y pega de un trozo de un artículo que escribí en este mismo blog.

Y, por supuesto, en el mismo mail les pedí que no pusieran enlaces de descarga ilegal de mis libros junto a su descripción. Y ellos me contestaron lo siguiente:

Ni se ofrecen archivos, ni descargas de libros.
Existe la posibilidad de que le haya desorientado alguna ventana publicitaria.

Nadie firmaba el mail. Bueno sí, “Admin”.

Así que a “querido Admin” le contesté que todo administrador de web que tenga espacios publicitarios sabe, o debería saber, que Google o la empresa que les paga por los clics, pone a su disposición una serie de filtros para evitar mostrar anuncios indeseados en sus páginas, a no ser que contrates directamente la publicidad con páginas de pirateo como parece que es la intención.

Es más, si me apuras, querido Admin, desde aquí te digo que tu página ha situado de forma maliciosa ese “ventana publicitaria” justo debajo de la ficha del libro y sobre los botones de compartir. Dentro del contenido de la página, no está en la cabecera, ni en los márgenes, forma parte de la ficha del libro.

Tú, querido Admin, no solo no eres un amigo de los libros, sino que eres un enemigo de los autores. Te dedicas a cobrar por clics publicitarios, pagados seguramente más caros que la comisión que cobro yo por cada libro que vendo en Amazon. Sí, es verdad que tú no me estás robando directamente, pero vives de promocionar a los que sí lo hacen. Aquellos que alojan los enlaces de mis libros pirateados. Tú montas una página en la que los usuarios suben información, con lo que te facilitan el trabajo, y te mantienes con los clics a los anuncios de piratería de esos mismos libros que supuestamente das a conocer.

El mundo iría mucho mejor si las energías que dedicamos a fastidiar a otros las dedicáramos a beneficiarles. Hay muchas formas honestas de ganar dinero que no pasan por desorientar a los demás, pero ya que lo haces reconócelo. No me desorientó la publicidad, sé que es un enlace publicitario y sé que ganas una pasta a final de mes gracias a los clics que te proporcionan los que buscan enlaces para descargar gratis o los que lo confunden con algo legal; sí, tus verdaderos desorientados.

Puedo ser honesta y pobre, pero no me trates de tonta, dime que te gusta el dinero fácil y que no tienes ningún respeto por el trabajo de los demás, no tardaste en cambiar la descripción de mi bio, pero el anunció que me desorientó sigue en el mismo sitio.

Me gusta:

Me gusta Cargando…


Originally published at www.claratiscar.com on January 29, 2016.