Las que son visibles como las que no ves tienen a su favor el que no las quieras ver.

Malas personas

De cierto lagunero

Fco. Javier López Alvarez

Un misterio la forma en que opera la maldad en el corazón y cómo se entrega una voluntad a deseos que implican la destrucción de otros como elemento necesario. Las malas personas tiñen con sus feos colores la vida diaria y el olor nauseabundo de sus actos intenta establecerse en todo ámbito.

Una conocida tiene una voz hermosa, una presencia graciosa y tiene un alto grado de inteligencia emocional siempre visible y cuando realizó pruebas para iniciar una posible carrera artística casi de inmediato le dejaron claro que había que ensuciarse si deseaba sobresalir. Esa es su experiencia y narró estar asustada por lo que le mostraron si quería elegir seguir.

Muchos conocidos siguen en el ámbito partidista y lo que menos hay en quienes han escalado es la pisca de aquel ser humano limpio y de intenciones y actos sin cuestionamiento, sino una persona que mira diferente, habla distinto y nada entre acusaciones y señalamientos de falta de integridad, cuando menos. Otros están asociados ya a sectas y grupos ocultos — me consta en algunos — en donde no es precisamente la verdad y la virtud en lo que andan metidos.

El principio de Judas como doctrina para prosperar es clarísimo en la conducta de las personas sin escrúpulos, las vulgares, las corrompidas y corrompedoras, las que tejen telas y urden maquinaciones hasta orillar a quien han elegido a ceder ante el despojo, para sufrir el arrebatamiento de lo suyo a manos de un animal de sangre fría y calculador que le va a devorar finalmente.

Casi todas las personas malas creen devolver lo justo o hacer lo necesario, lo único que pueden; muchas afirman que no saben hacer distinto, incluso niegan entender la vida de otra forma que no sea abusando, sometiendo, hurtando y algunas incluso miran como tablero de ajedréz y cultivan lo que llaman inteligencia en el mar de las justificaciones sobre la cruda verdad, la dura realidad, la salvaje selva o el infierno en que sostienen que todos estamos.

Estoy seguro que alguna vez se han reído en tu cara por tu debilidad, entendido todo gesto de nobleza, educación, integridad o humanidad como tal. De hecho, proclama “salud al fuerte y muerte al débil” el seguidor del príncipe del mundo, del dueño del “sistema de cosas” al que se refiere la Biblia, el enemigo, ese que anda como león rugiente buscando a quien devorar…

Personalmente debo decirte que en mi vida he podido ver cómo no prosperan los intentos de los malvados para eliminarte y te tengo que contar que es muy simple, de hecho tanto que ese es precisamente el problema, pues la mente de muchos está bien programada para que no pueda reconocerse tal realidad. La realidad de la necesidad que cada uno tiene de buscar a Dios e iniciar una relación personal con el único más poderoso: Jesucristo.

¿Y qué decir de las personas que no son buena gente; pero son de poca monta? Que como las de alto perfil, tiene a su favor tu ceguera. Recuerda también que hay quien se niega a ver y ese es su mayor problema. De tal forma que esa compañera de gimnasio, de escuela, de trabajo, ese vecino, ese dirigente, ese pariente al que no le gobiernan buenas cosas, tienes que determinar muy bien cómo vas a contrarrestar. Recuerda que cada prueba contiene la salida y que nadie es tentado más alla de lo que resiste. Además, si me dejas agregar algo, no olvides que lo que nos está sucediendo está siendo enfrentado por muchos otros e incluso en circunstancias tremendamente peores, así que esfuérzate y se valiente.

Gusto en saludarte.

www.about.me/claudiayjavier