Gente que no se rinde
Luis Carlos Díaz
373

Suscribo todo lo que dices Luis, y quiero hablarte de un grupo de personas poco nombrada y normalmente eclipsada por generalidades negativas. En lo particular, no me deja de llamar la atención los trabajadores de algunos entes públicos. Los he visto trabajar con los dientes, sin aire acondicionado — ¡En Maracaibo! -, sin agua para tomar o asearse, haciendo malabares para que sus gotas de sudor no dañen sus papeles de trabajo, lanzando improvisadamente cables de red para lograr internet desde un “Ciber” ubicado al otro lado de la calle, etc. Por lo menos, desde mi humilde experiencia, esta gente tampoco se rinde.

Like what you read? Give Carlos Martínez a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.