Crónica del Creative Mornings Summit 2014

Crónica del primer Summit de Creative Mornings celebrado en Brooklyn, New York, desde la perspectiva de nuestro capítulo.


El primer día de encuentro empezó tras un días de entrevistas por Manhattan y un intenso pateo, la delegación de CreativeMornings/Madrid, compuesta por Álvaro Mtnez. Flores, Heriberto Noguera y Eduardo Beotas, llegamos a The Invisible Dog Art Center, lugar donde se iba a celebrar el Summit y donde nos esperaban los organizadores y los “early birds”.

Había cervezas, refrescos, algo de papeo, pero, sobre todo, gente. Bastante gente y de dispares procedencias. La verdad es que llegamos algo tarde y con la movida ya empezada, pero aun así, nos dio tiempo de empezar a conocer a la gente maravillosa con la que íbamos a compartir los siguientes 2 días.

Primer día

El primer día del #CMSummit se presentaba interesante, con desayuno estilo americano, con bagels, queso, chuchee y café, mucho café… Las caras de sueño de los que aparecieron en la presentación del día anterior se sumaban a los asistentes que pisaban The Invisible Dog por primera vez. Tras ese breve avituallamiento, subimos las escaleras del local hacia la sala donde se iba a celebrar el summit.

Decorado como de fiesta, con sorpresas en cualquier lugar, invitaba al esparcimiento y la charla con los demás: una carpa que se curró Sally Rumble, donde aislarse del ruido y conversar con otros asistentes, forrada de frases inspiradoras de las charlas de CreativeMornings de todo el mundo; un minipuesto de Tattly donde volver a la infancia (y no tanta) poniéndote calcomanías chulas de verdad; cámaras lomo para hacer fotos del evento durante los dos días y que ¡esperamos a que se revelen esas fotos! Además, uno de los sponsors principales, Shutterstock, dispuso un concurso para garabatear lo que fuera en servilletas, hacerle fotos y subirlas a Instagram con su hashtag y entrar así a la competición, ganando un año de suscripción al anteriormente mencionado Tattly.
Kevin Huynh dió comienzo las actividades/sesiones del summit con la muestra de un vídeo de Ben Derico, que hizo llorar por primera vez en un escenario a Tina Roth Eisemberg, la creadora de CreativeMornings.

http://vimeo.com/107663300

Tras las presentaciones de los comienzos de la iniciativa por sus protagonistas originales, y tras un break, varios organizadores de capítulos mundiales compartieron sus experiencias en cuanto a las visicitudes con las que cualquier organizador de Creative Mornings tiene que lidiar.
Vasco Mourão, el host de Barcelona, contó cómo gracias a CM, dos asistentes se conocieron y emprendieron un proyecto editorial que va viento en popa: la revista VeoVeo. Los chicos de Baltimore compartiero cómo usar el espacio para prototipar y validar sus ideas. Y Jurgen, de Berlin, explicó cómo ellos llevan el CM a la gente, y no la gente al CM, cambiando la ubicación de los eventos estratégicamente para incidir en ciertas comunidades según el tema u otros motivos.

Es impresionante ver cómo los organizadores de los capítulos de los Creative Mornings de todo el mundo combinan el evento y sus proyectos de trabajo, entre otras cosas, con una energía y una motivación muy clara, de ese tipo de energías que se transmiten
Selfwe

Pero entre medias, tuvimos un icebreak en el que nos giramos las sillas y tuvimos que presentarnos a la persona que teníamos enfrente, contar de donde veníamos y qué nos motivaba, etc. Y además, hacernos un #selfwe.

Y con ello llegamos a la comida, para lo que bajamos de nuevo a la planta baja. La gente empezaba a hacer corrillos y a intimar algo más. Algunos salimos a un patio del propio local, gente que se quedó dentro y otros cuantos a la calle. Todo muy informal y divertido.
Tras la pausa, Sarah Kay, que ya fue ponente en #CMNYC, nos deleitó con un relato/poesía sobre la diferencia, el respeto y la diversidad. Seguimos con algunas anécdotas de varios capítulos y con el reto de convertir a Creative Mornings en el repositorio mundial de gente creativa, con un carácter más humano, en contraposición al encorsetado LinkedIn…

Y entonces llegó una de las partes más interesantes, a nuestro entender, del Summit, Sponsorship & Finances, separado en dos ponencias, en donde los hosts de Vancouver se explayaron en una sarcástica e interesante charla sobre el rol de los sponsors, bueno, mejor decir colaboradores, amigos, facilitadores… De cómo las palabras importan a la hora de nombrarlos y de la ideoneidad de involucrarles en la comunidad, el evento y de ser claros y honestos en cuanto a las expectativas de ambos.
Por otra parte, desde Montreal, sus hosts nos contaron cómo ellos abordan el CM como una non-profit, dirigiéndola como un negocio y revirtiendo las “ganancias” en la propia “empresa”, consiguiendo así unos números en los presupuestos de cada sesión impresionantes.

http://instagram.com/p/tqag7cAS8a/

Para relajar la mente, asistimos a una performance de los bailarines del documental Flex is Kings, que dejó ojiplática a toda la audiencia y con la mandíbula por los suelos.

Siguió una nueva charla de Debbie Millman, continuación que la que ya dio en CreativeMornings/NYC, “The Top 10 things I Wish I Knew When I Graduated College”, que elevó el espíritu y el ánimo de los hosts para seguir adelante. Añadió 10 cosas más que se le quedaron en el tintero en la primera charla.

De todo lo que contó Debbie, nos quedamos con “Busy is a decision”:
no encuentras el tiempo, sino que creas el tiempo para hacer las cosas que quieres hacer. Las excusas siempre empiezan en uno mismo.

Tras esta intensa jornada, cogimos los petates y nos marchamos todos en metro hacia el Empire State Building, a las oficinas de Shutterstock…

Piscolabis en las oficinas de Shutterstock

Shutterstock

En varios grupo salimos hacia el metro, guiados por el host de Montreal, antiguo vecino de NYC. En pleno corazón de Manhattan se levanta el mítico rascacielos Empire State Building.

Y en la planta 21 se encuentran las oficinas centrales de Shutterstock, uno de los principales sponsors de CreativeMornings. Allí nos recibieron con música, un amplio catering y la disponibilidad de sus empleados a enseñarnos las instalaciones. Muchas salas, algunas de esparcimiento, etc., lo típico de las empresas tecnológicas con el sello “best place to work”. Además nos contaron cómo habían mantenido el diseño de las cenefas de los radiadores originales del edificio, rescatando algo del espíritu original del Empire State Building. Destacar que habilitaron una pared con el dibujo de una vagones de metro, y nos dieron rotuladores y marcadores para graffitearlo. A continuación, el vídeo en time lapse del proceso:

http://vimeo.com/107936667

Tenían un muñecote con un tablet por cabeza y con ruedas para que, la hacer videoconferencias con alguien, éste estuviera “físicamente en persona”… hasta tenía una sudadera con capucha y todo. Otra cosa que nos sorprendió fue que en una pantalla en el hall monitorizaban en tiempo real qué material suyo se estaba descargando y desde qué lugar del mundo: no tienen el foco sólo en USA.

Es impresionante cómo este tipo de empresas se están posicionando en el mercado del siglo XXI, localizando su oficina en el mismo Empire State Building y teniendo en cuenta que su negocio se basa en la gestión de archivos (fotos, vídeos, música, etc,) que ni siquiera las generan ellos.
¿Serán estos los nuevos derechos de autor? ¿La nueva SGAE?

Y como nos supo a poco, al terminar la visita quedamos todos en un bar típico de la zona, el Ginger Man, abarrotado donde no cabía un alfiler, y allí seguimos confraternizando con los hosts. ¡La de cantidad de cervezas que tenían de grifo! Y así, tras un largo e intenso día nos volvimos al apartamento de Brooklyn en Metro… ¡a las once de la noche! Son otros horarios aquí estaríamos empezando…

CreativeMornings/NYC

La cita era en el MoMA, el Museo de Arte Moderno de Nee York, referente mundial. Una miríada de voluntarios nos esperaban desde la puerta hasta el pasillo donde 400 personas esperaban para asistir al CreativeMornings de NYC, con el tema Crossover. Un increíble despliegue de gente, aunque el desayuno no brillaba por su diversidad: café, bagels y poco más. En un salón de actos, las butacas delanteras estaban reservadas para los asistentes al summit, y el resto para los asistentes propios del Creative Mornings, como si de cualquier otro se tratase. Remarcar que en lista de espera se quedaron ¡ochocientas personas! A la presentación, Tina Roth, yendo al grano con la presentación estándar de qué es CreativeMornings, los sponsors que lo hacen posible y haciendo mención al summit. Entonces subimos todos al escenario para una fugaz foto de grupo.

Ya de vuelta a nuestros asientos, empezaron los “30 second pitch”, un espacio para presentar en 30 segundos las iniciativas, proyectos de gente a la que CM quiere dar visibilidad. Tuvimos un proyecto que pretende recopilar imágenes y vídeos de cámaras de todo tipo, en una especie de biblioteca-repositorio de estos queridos aparatos. El siguiente fue una promo del libro One page at a time.

Steve Powers en CMNYC

Y entonces sí, llegó el ponente de Crossover. Steve Powers, grafitero desde los 80, que nos contó sus andanzas y de cómo su incomprensión por la caza de los grafiteros que ilustraban las paredes no se trasladaba a los grafistas que saturaban con sus signos y marcas el paisaje urbano. Así que decidió utilizar “ese lenguaje” visual para sus creaciones.

“A Love Letter to Brooklyn”, de Steve Powers

Desde sus primeros trabajos y luchas con los clientes por intentar hacer prevalecer su estilo y peculiar visión de la comunicación hasta las más recientes obras, todas dignas de mención por el carácter poético, controvertido, trascendental y comprometido, poniendo en jaque a la cultura local.

Nos quedamos muy impresionados por el «Show» que gestionan en el mismo evento, desde que entras hasta lo que pasa alrededor y durante la charla, son taaaan americanos, que hubo un momento que se nos perdió el tema Crossover, menos mal que en las preguntas se retomó y llegó la tranquilidad a nuestra mente cuadriculada…

New York es show y eso se reflejó en el evento. Quizás los aprendizajes son algo para incubar individualmente en casa…

Pues lo dicho, otra vez para el metro en varios grupos, el nuestro, liderado de nuevo por Louis-Félix Binette. De camino de vuelta al The Invisible Dog, paramos una estación antes para visitar una de las obras de Powers, “A Love Letter to Brooklyn”, en el garaje de Macy’s en Brooklyn. Hubiese estado de lujo haber tenido al artista in situ para explicárnosla…

De vuelta a The Invisible Dog

Ya llegados al Summit, saltaron a la palestra los organizadores de CM HQ, para contar algo más sobre sus vidas, intereses, su rol en CreativeMornings y dispuestos a responder las preguntas que les realizaron los asistentes.
Así, Tina Roth Eisemberg, Kevin Huynh, Sally Rumble y Carly Ayres, en una sesión de apenas 20 minutos intentaron resolver las pocas dudas que se plantearon, sobre la uniformidad de la identidad corporativa, la comunicación interna y algún otro tema baladí.

Dicho esto, nos fuimos a comer a la planta baja de nuevo. Otra vez en el jardín, al acabar aprovechamos el tiempo sobrante para confraternizar con los asistentes, de Kracovia, Barcelona…

De vuelta a la agenda, y antes de una sesión de brainstorming para afrontar y mejorar el futuro de CreativeMornings, la gente de Nexalogy nos mostró un análisis de los datos detrás de la capa social del evento a través de todas las sedes, donde descubrimos que, a parte de el HQ, Bogotá rompe la pana, teniendo una repercusión en medios sociales increíble, mérito de su especializado equipo y del ejército de voluntarios que hacen posible que la divulgación de los eventos, antes, durante y después, sea espectacularmente eficaz.

Destacar que, para esto, Twitter es la red a tomar como referencia.
Pero no sólo eso, las conexiones entre hashtags, los retweets, las menciones, los artículos compartidos, dejan entrever la evolución de la familia de CM desde una red (network), donde existen nodos conectados entre sí, formando grupos mayor o menormente aislados, hasta una verdadera comunidad, donde (community) donde todos los nodos están conectados entre sí a través de un nexo común, el CreativeMornings HeadQuarters.
Quedó en evidencia que tenemos que seguir trabajando en ello, y que debemos involucrar más a nuestra comunidad local.

Sin duda la red de comunicación en Creative Mornings es Twitter,
así que Creative Mornings People, ya sabemos dónde nos tenemos que mover si queremos interactuar con el resto de la comunidad

Así que, tras el pequeño break, empezó el “trabajo”. En los últimos meses, y como preparación para el Summit, la comunidad de CM envió las sugerencias de mejora o de cambio, y se categorizaron y agruparon en 8 grupos principales, a saber: Connection, Content, Sustainability, Sponsorship, Impact, Growth, Access y Revenue.

Prototipando el futuro de CM con IDEO

Y entonces, Tina dio paso a Fred Dust, de IDEO, quien, junto con una compañera suya, serían facilitadores del ejercicio de brainstorming para mejorar en esas áreas.

Explicó someramente cómo sería la dinámica, que no duraría más de 2 horas, empezando por el conocido diagrama de divergir sacando el mayor número de ideas posibles, para luego converger haciendo foco en el problema.

Nos juntamos en grupos de unas 6 personas, mediante los números de nuestras tarjetas de identificación, y cada grupo tenía que escoger 2 de los 8 temas expuestos y, viendo la cantidad de ideas iniciales o la aceptación del grupo, acabar enfocándonos en uno.

Arrancar a sacar ideas costó bastante, había varios grupos a los que se los veía algo perdidos. Sin embargo, en los 3 grupos en los que participábamos, pudimos aportar ese valor que Soulsight, tras 10 años en la brecha del design thinking, y acostumbrados como estamos a trabajar con estas dinámicas, nos aportó, para imprimir la frescura que un taller tan corto de tiempo necesitaba.

Tras la pausa vino lo difícil, en 30 minutos debíamos converger, conceptualizar y crear ¡un prototipo!, indicando el nombre, el problema al que daba solución, cómo lo daba, qué mejoraba de la situación actual, y un storyboard, pantallas o incluso un modelo real… vamos, un prototipo del producto o servicio.

Esta parte se presentó como un caos y un subir de adrenalina por lo breve del tiempo para ello, y conceptualizar los prototipos se convirtió en una tarea apresurada, pero al final salieron ideas muy atrevidas y curiosas, con diferente grado de conclusión. Desde un camión para hacer un CreativeMornings PopUp, a mejoras en la interfaz de la plataforma y métodos de remuneración para los capítulos. A continuación nos enseñamos los proyectos a otros grupos, en “supergrupos” de 6.

Fred Dust charlando con Tina durante el ejercicio

Fred Dust puso de relieve algunas de las ideas a todo el aforo, una vez sentados ya en las sillas, y contó con que todo este material sería ahora realizado por IDEO para seguir trabajando, ya con el CM HQ para concretar en mejoras más específicas y accionables a corto, medio y largo plazo.

En la sesión de ideación con IDEO pudimos disfrutar de trabajar mediante una metodología con la que nos sentimos cómodos gracias a nuestro trabajo en Soulsight

Y… ya está. Se acabó. Bueno, al menos en The Invisible Dog. Ayudamos a recoger las sillas, las guirnaldas y más flecos sueltos que quedaban y nos emplezamos para la fiesta de cierre, que sería en Brooklyn, en el distrito Red Hook, en Pioneer Works.
Pero antes aprovechamos para conversar con Sharon Ann Lee, analista cultural, empredendedora, maker…, sobre la sociedad, la antropología y las relaciones socioeconómicas.
Y vuelta para el apartamento, la noche prometía ser interesante.

Afterparty

Cogimos un bus al Red Hook, donde estaba el lugar del afterparty, Pioneer Works, una amplia nave donde tuvimos bebida, un gif-o-matón (me lo acabo de inventar, pero es lo que hacía: varias fotos muy seguidas que convertía en un gif que podías compartir en tus redes sociales…), y unas mesas muuuuy largas y bonitas. Y de ahí a la pista de baile, donde se proyectó un vídeo grabado y montado en los días del evento, con testimonios de algunos asistentes.

http://vimeo.com/107949609

Tras un prudencial tiempo de precalentamiento, fuimos pasando a por la comida, al más puro estilo americano: self-service, y sentándonos en las mesas, donde nos juntamos de nuevo con Vasco Mourão, Ben Derico, gente de Montreal, Raleigh…
Y llegó la tarta. Una estupenda tarta de cobertura de fondant con forma del logo de CM HQ, que Tina partió con un cuchillazo como si de una tarta nupcial se tratase.

Talent Show

Y entonces empezó el talent show. Algunos de los hosts o asistentes salieron al escenario para mostrar sus talentos ocultos (o no tan ocultos). Tuvimos a María Linares, de Bogotá, cantando un par de canciones, A Paul Oemig recitando unos versos, a Sophia Moon cantando con un vozarrón estupendo… y ya en la pista de bail, Kevin asombró a la plebe con su estilo bailando. Sacó después a bailar a Sally y ya se animó el resto de la gente.
Todos nos lanzamos a animar el círculo un par de veces, aunque de la segunda Berto casi no sale vivo… jejeje.

Al acabar nos fuimos andando hasta otro bar donde el ambiente se distendió un poco más y el alcohol se asentó más todavía…

Confraternizando con unas cervezas

Risas, abrazos de despedida, intercambio de tarjetas, emails… una despedida ligera, donde no parecía importar el que quizás (seguramente) no volverías a ver a esas personas en tu vida, por las enormes distancias físicas que nos separan a unos de otros por todo el mundo. Sin embargo, esta comunidad, fraternidad diría yo, está unida, y después de este encuentro más aún, y la solidaridad y la hospitalidad no acaba sino de empezar, y seguro que volvemos a vernos, aquí en Madrid, en New York o en cualquiera de las sedes que forman esta increíble familia, CreativeMornings.

Queremos agradecer a Soulsight por hacer posible CreativeMornigns/MAD desde hace casi dos años ya, y por enviarnos al Summit y por creer en iniciativas que promueven la creatividad, la innovación y la creación y compartición de valor.

Y sólo nos queda algo más, una tarea: intentar trasladar la enorme energía recibida para hacer partícipe a la comunidad y a los colaboradores de la fuerza e inspiración que supone participar en Creative Mornings.

¡Muchas gracias, Creative Mornings Community!
Los hosts de Creative Mornings subimos al escenario del MoMa antes de la charla de Steve Powers