Deja de ofrecer, si conoces tu producto mejor que nadie y crees en el, pide que te compren.

Recuerda que al vender estás conectando un producto con su consumir ideal, por lo tanto no debes de sentir vergüenza al vender.

En cambio si te avergüenzas de tu producto y no lo conoces, es entonces cuando si debes sentir vergüenza por tratar de vender sin conocer solo para ganar un billete más.

Conoce tu producto, su mercado específico y véndelo.


One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.