No importa si es mañana, en un mes, un año o diez años.

Lo importante y necesario es que te vuelvas a levantar, que vuelvas a intentar lo que no lograste.

Recuerda que la razón número uno por la cual los débiles se mantienen débil, es porque no piden ayuda.

El acto de pedir ayuda es la habilidad de las más difíciles en practicar, pero es la habilidad adecuada no sólo para convertirte en mejor persona y un mejor líder, es la habilidad necesaria para recuperar tu valor y volver a brillar para iluminar el camino a esos alrededor de ti.

Miguel de Cervantes dijo. “El que pierde toda su riqueza, pierde mucho, el que pierde un amigo pierde más; pero el que pierde su valor, pierde todo”. Yo te comunico que ser valiente es cuando haces las cosas a pesar del miedo, sin esa acción no hay progreso y sin progreso no hay felicidad.

Obtén o recupera lo que es tuyo e inspíranos con tu valor, porque tus acciones pueden cambiar tu historia y la de nosotros.

Pedir ayuda revela la voluntad de mejorar, de ser humilde aceptado que no sabes o puedes hacerlo todo solo y brindas la oportunidad a una persona que experimente la emoción y felicidad que se obtiene al dar.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.