La historia de Rosa Ortega: Mi sueño era ser programadora

Codeando México
Jun 12, 2019 · 4 min read

En Codeando México conocemos la importancia de la tecnología y su potencial para generar cambios en nuestras ciudades y comunidades. Por ello, el año pasado comenzamos Aulas CMX, un programa que acerca oportunidades de aprendizaje tecnológico a quienes tradicionalmente no tienen acceso a ellas, dándoles herramientas para convertirse en agentes de cambio de sus localidades.

Un año después, tenemos a nuestra primera generación. Rosa, quien participó en el programa, nos cuenta sobre su curiosidad por el mundo de la tecnología y la oportunidad de ser un desarrolladora web dentro del programa.


Mi historia

Cuando era niña soñaba con ser astronauta, me encantaban los libros de ciencia ficción donde hablaban de las maravillas del mundo, los viajes interespaciales y la tecnología del futuro, comencé a desear trabajar haciendo investigación y ser capaz de diseñar e inventar tecnología. Me gustaba estudiar y aprender cada vez más, participaba con entusiasmo en concursos de conocimientos y de artes representando a mi escuela. Mis papás trabajaban para mantenernos a mi hermano menor y a mí, al cabo de unos años y debido a que mi mamá nació con un problema de cadera, tuvo que dejar su trabajo porque le estaba afectando a su salud general, entonces ella dedicaba su tiempo y cuidados a todos en casa.

En la época en que inicié la secundaria vivíamos en un municipio alejado de la Ciudad de México, para ir a la escuela tenía que tomar un transporte que tomaba una parte de la autopista México — Querétaro, era muy riesgoso estar sola esperando un transporte a un costado de la autopista y así fue durante los años de secundaria y preparatoria. Me motivaba mucho ser aceptada en la preparatoria que quería y eventualmente entrar a la universidad. Al ver los resultados del examen de ingreso a la educación media superior, me sentí muy contenta porque obtuve un lugar en la escuela que quería, lamentablemente, debido a que mis papás no podían costear mis estudios en esa escuela tuve que cambiar mi opción a una escuela más cercana a casa. Ese fue un hecho muy duro porque las únicas escuelas que tenían matrícula disponible eran las que ofrecían carreras técnicas y yo quería ir a la universidad, entonces la única opción que encontré de no abandonar mi sueño fue hacer la preparatoria en sistema abierto para tener el certificado de bachillerato en ciencias físico matemáticas.

Durante el tiempo que estuve en la carrera técnica trabajé para poder ayudar con los gastos en casa y para poder pagar el material de estudio y los exámenes que presentaba en el sistema abierto. Mi perseverancia me llevó a terminar el bachillerato y posteriormente aplicar en el proceso de admisión a la UNAM para estudiar Matemáticas aplicadas y computación, me tomó un semestre darme cuenta que me gustaba más el desarrollo de sistemas que el análisis matemático y decidí aplicar para ingresar a Ingeniería en computación en la UAM.

El traslado de casa a la universidad representaba un desembolso económico mucho mayor del que tenía y comencé a dar cursos y asesorías por las tardes. Al poco tiempo de iniciar la ingeniería mi papá falleció y me vi en la necesidad de trabajar de tiempo completo, inicialmente había considerado hacerlo mientras nos estabilizamos pero cada vez parecía más difícil lograrlo y así pasaron varios años sin que pudiera regresar a concluir mis estudios. Fuí ganando experiencia en áreas administrativas, de calidad y de procesos pero me alejaba cada vez más del desarrollo de software.

Pasaron aproximadamente diez años y sentía que el trabajo que había venido realizando ya no me satisfacía, me sentía estancada y cada vez con más deseos de retomar el proyecto de titulación. A pesar de que en todo ese tiempo no había programado ni hecho desarrollo de software, decidí dejar el trabajo y concluir mi carrera para iniciarme en el ámbito del desarrollo web. El año pasado concluí mi proyecto de titulación, me encontré con el curso de Desarrollo Web que daban los chicos de Codeando México y me sentí muy contenta al hacerlo, luego hice el bootcamp de desarrollo Full stack en Kodemia y con esto comencé a trabajar como desarrollador. Ahora, un año después de haber hecho este cambio radical en mi vida, no me arrepiento, me siento muy contenta, con lo logrado, con lo aprendido, a pesar del esfuerzo y lo complejo que puede ser iniciarse en un campo profesional y el ir ganando experiencia. También he conocido gente especial a la que le gusta compartir sus conocimientos y con quienes he creado un ambiente de agradable convivencia, aportación y crecimiento.

Actualmente, me siento satisfecha, orgullosa y agradecida; no niego que me gustaría ver a más mujeres animándose a hacer una ingeniería o a trabajar en TI, es un área muy creativa, variada, con infinitas aplicaciones a todos los campos de estudio y aportes a la sociedad e industria y donde además, existen oportunidades reales de crecimiento.

Codeando México

Written by

La plataforma para la nueva era de innovación cívica

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade