Melamina vs Madera Maciza para Muebles

Es muy frecuente decir “nada como el tacto de la madera”, una frase con la que estoy muy de acuerdo. Sin embargo cuando alguien la pronuncia es frecuente que a continuación hable de que otros productos, normalmente los melaminados o a base melaminas, son de baja calidad, algo con lo que ya no estoy tan de acuerdo. Se trata de un sector que ha evolucionado muchísimo en los últimos años, y que poco o nada tiene que ver con lo que se hacía antes. Las melaminas tienen mayor resistencia, una variedad inmensa de diseños, no solo imitando maderas, con unos acabados realmente buenos, unos soportes que han evolucionado paralelamente y con capacidades adicionales (resistencia al agua o al fuego), etc.

Pero, ¿Qué es la melamina?

Los tableros melaminados son tableros sobre los que se aplican papeles decorativos bañados resinas melamínicas, un compuesto químico orgánico con resistencia al agua y que de forma natural tiene color blanco.

Esta capa de melamina queda fijada a las caras del tablero, lo normal es que sean las dos caras, aunque en algunos casos podemos encontrar tableros que solo tienen melamina en una de las caras.

Los cantos o bordes viene por definición desprovistos de melamina, ya que normalmente los tableros se cortan y sería una tarea innecesaria aplicar melamina. Lo que se hace es que una vez tenemos las piezas del tamaño deseado se aplica una cinta para cubrirlo, normalmente de PVC aunque también puede ser chapa de madera u otros materiales. A este proceso se le conoce como cantear un tablero.

Inconvenientes de los trabajos con melamina

Uno de los grandes inconvenientes de los tableros melaminados es su poca resistencia a la humedad y su tendencia a hincharse, algo que también sucede con la madera, aunque no a la misma escala. Cierto es que la melamina evita el paso del agua, aunque un golpe que dañe esta capa o un canto mal canteado puede permitir el paso del agua.

Entre las ventajas que tienen estos tableros con melamina encontramos el precio, mucho más económico que un tablero de madera maciza, un mantenimiento mucho menor, siempre y cuando se cuide bien el mueble, ya que no es necesario lijar y barnizar.

Por otro lado un mueble hecho con madera maciza tendrá una duración superior y una mayor resistencia.

Los muebles hechos con madera aglomerada melaminada no son recomendables para exteriores, por lo que comentábamos sobre su poca resistencia a la humedad. Del mismo modo no todas las maderas son adecuadas para exteriores.

¿Cuándo se habla de mueble de melamina de qué se está hablando?

Es frecuente que al referirnos a muebles de melamina hablemos de aquellos que están fabricados con la unión de alguna clase de tablero de partículas de madera y melaminas, y no exclusivamente a la melamina. Está tan generalizada esta forma de hablar que incluso se llama a así a muebles hechos con otros materiales como PVC, etc.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.