Guido Vecchiola: “Chile está al debe en la donación de órganos”

El actor nacional tiene una postura clara frente a un tema de contingencia nacional que se ha ido hablando cada vez más debido a casos como el de Jacinta Zañartu y Cristóbal Gelfenstein.

“Soy donante y mi familia lo sabe” dice una de las campañas lanzadas por el Gobierno para promover la donación de órganos. Tema transversal del cual nadie está a salvo, por lo que genera reacciones diversas, que van desde complejos morales hasta asuntos sociales que van desde un extremo al otro.

Para Guido Vecchiola (42), actor de teatro y televisión que ha sido parte de producciones como Adrenalina y Brujas, la donación de órganos significa un acto de suma generosidad, que debería ser tomado como una herencia: “firmar un papel y que nadie pueda decir otra cosa”. Además, fue critico en el hecho de que la familia tenga la última palabra y que el Gobierno haya hecho pocas campañas para dar a conocer un tema que cada día se hace más y más popular.

¿Cuál es tu opinión sobre la donación de órganos? ¿eres tu donador de órganos?

En este momento no soy. Yo creo que la donación es un tema súper complejo, da nervio y se tiende a malentender, pero con el tiempo me he dado cuenta que sí, todos deberíamos donar nuestros órganos. Uno debería ser generoso con la vida de otras personas sobre todo si uno ya no va a estar, así se podrían salvar muchas vidas.

¿Está en tus planes futuros ser donador de órganos?

Sí, absolutamente, pero creo que el gran problema que existe con la donación de órganos es la familia. El hecho de que ellos sean quienes se quedan vivos y quienes finalmente deciden si los órganos se van a donar o no, entonces por más que uno quiera ser donador la última palabra siempre la tendrá la familia. Creo que es un tema que hay que conversar en familia, o con aquellas personas que tengan el derecho y la potestad de opinar sobre algo tan importante como es tu vida. Creo que debería ser un tema abierto a tratar y a decidir lo que uno quiere y que eso sea respetado. Para mi debería ser como una herencia, más allá de que si uno está de acuerdo o no, o la familia está en contra, si uno firma un papel y así lo decide.

¿Cuál es tu percepción sobre las campañas que se están haciendo en pro de la donación de órganos?

He visto pocas. Creo que las mejores campañas son cuando a uno le toca. Cuando uno se da cuenta que es uno el que se puede enfrentar a esa situación. Eso hay que abordarlo desde ese lugar, desde que uno puede ser quien lo necesita en algún minuto y de ahí ser generoso con el resto y entender que la donación de órganos es necesaria para mucha gente que necesita vivir, pero la gente es reacia. A algunas personas les da miedo imaginarse el desprender órganos del cuerpo de un familiar, creo que hay una cosa moral y religiosa que hace que a la gente le de temor o dolor, por lo tanto eso los detiene a tomar una decisión certera. Además, no es fácil ni grato lo que se vive para tomar una decisión así.

http://www.emol.com/noticias/nacional/2010/01/29/396130/los-motivos-que-los-chilenos-esgrimen-para-no-ser-donantes.html

¿Crees tu que la gente con más recursos económicos está más beneficiada que el resto?

Yo creo que la donación no tiene que ver con plata, sino con la prioridad que uno tenga en la lista. No creo que porque tengas plata vas a comprar un órgano. Creo que es la prensa quien toma una noticia y la divulga, pero es cierto que cuando son niños chicos o gente joven y son mediáticos, si puede ser una buena forma de que la gente tome conciencia de que hay que donar. No creo que haya que verlo como que la gente con más plata tiene más accesibilidad a los órganos, creo que tiene que ver con lo mediático que tiene que ser un caso sobre todo de una niña joven, bonita, que a la gente le llamará la atención. Yo conozco un poco la historia de la Jacinta Zañartu, y fue ella quien decidió dejar de inyectarse una sustancia que le permitía seguir viviendo pero que la hacía pasar periodos de tiempo muy malos, por eso su organismo falló y se requirió el trasplante. Igual es un caso que la opinión pública lo toma por la historia que tiene. Alguien que toma una decisión frente a sus padres y decide arriesgarse a no tomar algo, lo que pone en riesgo tu vida, pero solo para no seguir sufriendo. Eso se puede tomar de buena forma, y la gente se puede sentir identificada.

¿Crees qué el hecho de que casos tan públicos como el de Jacinta Zañartu o el de Cristóbal Gelfenstein ejerzan presión dentro del gobierno?

Yo creo que sí, y especialmente porque los niños siempre llaman mucho la atención, conmueven mucho más a la opinión pública. No creo que una persona de 70 u 80 años produzca lo mismo que un niño

¿Faltan en Chile campañas hechas por el Ministerio de Salud para dar a conocer este tema, ya que lo último que hemos visto son campañas que corresponden a particulares?

Claro que sí, faltan campañas de Gobierno. Lo bueno es que las campañas de particulares se dan a conocer muy rápido por las redes sociales, alguien sube una historia y falta que alguien la tome y la expanda y todos nos enteremos del tema, pero si creo que el Gobierno está al debe en cuanto a las campañas.

¿Te ha tocado alguien cercano que haya pasado por un transplante?

Yo conozco un amigo que sí, que le donaron riñones. Tuvo que vivir la experiencia y lo pasó bien mal durante mucho rato, esperar tener un lugar en la lista, ser compatible y que el cuerpo no lo rechace debe ser muy complejo.

¿Está al debe Chile en la donación de órganos?

Absolutamente. Chile lo hace el Estado y lo hacemos todos, no solamente el Gobierno de turno, pero si es un tema que se está conversando y que no está cien por ciento claro.

Entrevista completa

Like what you read? Give Constanza Perez de Arce Vecchiola a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.