La dieta de la piña desgranada

La famosa dieta de la piña ha hecho estragos no sólo entre la población de gordas y gordos, sino también la usa gente que quiere perder sólo unos quilos para, por ejemplo, la llamada operación biquini o para caber en un vestido de boda más pequeño de lo que toca (la tiranía de las fotos de boda).

Ciertamente, la dieta de la piña hace perder peso relativamente rápido. Pero porque un coche arranque y acelere no significa que sea seguro.

Vamos a ver con detalle porqué funciona la dieta de la piña para ver que no es el mejor enfoque nutricional ni para perder 3 quilos ni para perder 10.

La piña

La piña es una fruta consumida por millones de personas, sobretodo en los países de origen y preferentemente fresca. Como la mayoría de frutas es rica en vitaminas (buena fuente de vitamina C) y, lo principalmente interesante, una enzima llamada bromelina. La bromelina hace, a grandes rasgos, la misma función que las enzimas que tenemos en el estómago: ayuda en la digestión.

La bromelina rompe las cadenas de aminoácidos de las proteínas y las hace más asimilables.
 Gracias a estas enzimas y la cantidad de agua que posee la piña se la considera un diurético natural, desintoxicante, desmuchascosasmás…
 Si buscas en Google “propiedades de la piña” vas a encontrar mil páginas que hablan todas de lo mismo (probablemente porque van copiando de unas a otras). Te encontrarás un listado de propiedades que, en algunos casos, rondan lo milagroso-mísitco.

Porqué la piña es tan buena

En pocas palabras, la piña es tan buena por la cantidad de “cosas” que lleva y por la propaganda que se hace tanto de sus milagros como de la dieta de la piña. Vayamos por partes.

Todo lo que lleva la piña

Que la piña es una fruta con muchas vitaminas, nutrientes y con propiedades interesantes es cierto, como casi todas las frutas. Que haga milagros ya no es tan cierto.

En la captura (de Wikipedia) puedes ver la composición de nutrientes por cada 100g de piña. Como ves es muy rica en vitaminas y minerales. Realmente es una fruta interesante para incorporar a una dieta normal.

Ahora bien, el motivo de la fama de la piña no viene dado por lo buena o mala que sea nutricionalmente sino porque nos hace adelgazar. La dieta de a piña te promete perder peso en muy poco tiempo con el inconveniente que la pérdida es temporal y conlleva algún extra que no te cuentan (es el problema de la mayoría de dietas para bajar de peso de este tipo).
 Ya te he dicho antes que la piña lleva bromelina. Esta enzima ayuda en la digestión, especialmente en la de las proteínas.

La piña contiene bromelina en cantidades mayores de la de muchas frutas, es totalmente cierto. Sin embargo hay un problema con esta bromelina: la mayor cantidad está en el tallo y en la cáscara.
 Entonces ¿porqué se le otorga sus propiedades a la piña?

La bromelina en la dieta de la piña

La cantidad de bromelina en la piña es reducida. Piensa que el zumo de piña se usa para ablandar ciertas carnes, pero en forma de concentrado. Los extractos de bromelina que puedes encontrar en las tiendas son a base de tallos de piña, no de “la carne” de la piña.

Aún así, la piña tiene cierta cantidad.

Cómo afecta o deja de afectar la bromelina de la piña en la pérdida de peso es otro tema. No he encontrado ningún estudio medio serio que hable sobre el tema y, no es de extrañar. Un estudio sobre la dieta de la piña parece una soberana estupidez.

Sobre porqué esta dieta con piña adelgaza y el posible efecto real que tenga la bromelina, tengo mi teoría que te contaré en breve, pero no es más que la opinión de un lego en la materia.

Los milagros de la piña

Ya te lo he dicho antes. Da una vuelta por cualquier buscador poniendo: “dieta de la piña” y encontrarás miles de resultados.

Unos explicando mil y un tipos de dietas con piña (sola, con zumo, con té, con pollo…) y otros alabando las bondades y propiedades casi milagrosas de esta sabrosa fruta.

El problema es en qué se basan para asegurar que todos los posibles efectos que ofrece (curar desde irritaciones hasta algún cáncer, por ejemplo) están basados en los beneficios que cualquiera de sus vitaminas, minerales o cualquier compuesto ofrece.

Viene a ser como lo que hace/hizo Danone con los actimel. Seguro que piensas que el actimel es de lo mejor porque posee el lactobacilus ese que mejora nuestra salud y lleva nuestros glóbulos blancos en naves espaciales, como en los anuncios.

Como ha más que demostrado Scientia en su blog, Danone sólo puede afirmar que el actimel ayuda en la mejora del sistema inmunológico porque tiene vitamina B6. Nada que ver con su lactobacilo. Sin embargo ellos sólo publicitan éste último como si fuera una panacea (que no lo es, para nada), cuando un plátano normal tiene más vitamina B6 que un paquete de 6 botellines de actimel.

Os recomiendo encarecidamente leer el artículo de Scientia, ni éste ni cualquier post de su blog tienen desperdicio. José M. López Nicolás es Profesor Titular del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular A en la Universidad de Murcia y es uno de los más grandes baluartes de la divulgación científica en España.

Pues bien, lo que hace Danone es lo que vienen haciendo la mayoría de interesados en promocionar la piña, así como su dieta o la propaganda pro frutariana o como quieras llamarla.

La piña tiene un componente, la bromelina, que ayuda en las digestiones.

Ojo, ayuda en las digestiones la bromelina. Este componente hace que las proteínas se digieran mejor.
 Pero que la bromelina cumpla esa función no implica que la piña deba hacerlo ya que la concentración de bromelina en la piña (tanto en su carne como en su jugo) no es tan alta como para decir que gracias a la bromelina la piña mejora las digestiones.

Cuidado con las palabras

Hay que tener especialmente cuidado con cómo la publicidad usa las palabras. El chocolate más calórico que exista puede afirmar en su publicidad que 100 g al día pueden ayudar a perder peso. ¿Porqué? Pues porque hay componentes del chocolate que tienen efectos beneficiosos en el cerebro y puede ayudar a llevar mejor una dieta.

¿Significa esto que el chocolate adelgaza?

Para nada. Sólo quiere decir que el chocolate tiene entre sus componentes algunos que, aislados, tiene efectos en la química de cerebro. Nada más.

Vigila siempre con el “puede” y con no descontextualizar los efectos de los alimentos y los componentes que tienen.

Entonces… ¿Qué pasa con la dieta de la piña?

Analicemos una dieta al azar:

  • Desayuno. Cómete una tostada y media piña, junto con un zumo de la misma fruta.
  • Almuerzo. Más zumo de piña. No vale el de brick, debes prepararlo en casa.
  • Comida. Una ración de pechuga de pollo natural, sin sal. Para terminar, más rodajas de piña.
  • Merienda. 2 rodajas de piña y un yogur natural.
  • Cena. Para terminar el día, gazpacho andaluz o puré de verduras naturales. Puedes comer una ensalada que lleve piña.

A ojo cubero, esta dieta puede tener unas 1200kcal al día. De esas calorías la mayoría son azúcares de la piña. Apenas lleva un aporte de proteínas y nada de grasa.

Es un déspropósito.

¿Porqué entonces se pierde peso haciendo esta dieta?

¡Tú verás!

Para empezar le quitas al cuerpo parte de la cantidad de energía que necesita. La mayoría de lo que tu cuerpo recibe es azúcar, por lo que tendrás el subidón después de comerte la piña y, un rato después, un humor de perros.
 Lo primero que tu cuerpo, acostumbrado a azúcares, quiere quemar es todo ese azúcar que le das con la piña y los zumos. En cuanto no lo tenga tendrá que ver de donde lo saca.

Los primeros dos o tres días quemarás grasa, pero en cuanto tu cuerpo se de cuenta que está pasando por una temporada de carencias va a guardar lo que más calorías por kg tiene, que es, precisamente la grasa. Entonces, como medida de precaución, va a decidir que ante esa situación nueva es mejor no quemar grasa e ir gastando proteínas. Y las va a sacar de… Redobles…

!Tus músculos!

Así es, tu cuerpo se va a volver caníbal y va a comerse a sí mismo. Lo que se conoce como autofagocitar.
 Por eso a partir del tercer o cuarto dita con la dieta de la piña empiezas a sentir más cansancio.
 Cuanto más estires este tipo de dieta las consecuencias variarán, pero nunca a mejor.

Qué ocurre después de la dieta

Has perdido 7 quilos en 2 semanas y estás muy contento/a porque ha merecido la pena: cabes en tu traje de boda.
 Lo que sucede a continuación es que vas a volver a comer con normalidad. En el momento en que tu cuerpo vuelve a ver la entrada de comida se cura en salud. Hace lo que haría cualquier persona precavida lo más rápido que puede: convertir cualquier azúcar o carbohidrato malo en su preciada grasa.
 Con lo que lo más fácil es que en otras dos semanas hayas vuelto a ganar peso.

Daños colaterales

Somos animales que pensamos, pero somos un poco tontos. El efecto rebote que tiene una dieta de la piña se corrige sólo, con una alimentación en condiciones y algo de tiempo, pero queremos quedarnos en esos 6 o 7 quilos de menos y vamos a hacer lo que sea.
 Así que después de la dieta de la piña vuelves a hacer otra tanda, pero esta vez más estricta aún porque así pierdes más.
 Cuando esta no funciona como querías pruebas otra gilipollez o alguna variación más con lo que al final tu metabolismo está bien jodido.
 A mi me pasó varias veces. He hecho el idiota comiendo tantas veces que ni me acuerdo.

La dieta de la piña tiene muchas búsquedas

Lamentablemente y como te comenté en otro artículo “la dieta de la piña” tiene muchas búsquedas en internet, así que es una palabra clave 100% SEO. Es decir, que los que nos dedicamos al SEO, al posicionamiento de páginas web para buscadores como Google (y que las páginas salgan en primeras posiciones y reciban más visitas) hemos jodido el mundo de la alimentación en internet.
 Las 10 primeras entradas que devuelve Google al buscar esta dieta a base de piña son páginas SEO.
 Estas páginas están hechas única y exclusivamente para que posicionen en las búsquedas. Que la calidad y veracidad del contenido sea buena es casi irrelevante. Que además, el contenido tenga valor científico es ya una utopía.
 No te dejes engañar y cuando llegue a tus manos cualquier tipo de dieta busca más allá de los primeros resultados.
 Haz búsquedas como:

  • dieta de la piña opiniones
  • pruebas de la dieta de la piña
  • ciencia en la dieta de la piña

La verdad es que lo tienes difícil para diferenciar entre alguien que quiere posicionar una página y algo serio.

Te recomiendo, para empezar que eches un vistazo a los hangouts de Dietética sin patrocinadores
 http://ift.tt/1ccGTxg
 y, sobretodo, no me cansaré de recomendar el libro de L. Jiménez “Lo que dice la ciencia para adelgazar” como base para empezar a entender este complejo mundo de la nutrición con algo más datos fiables.

Piensa, además, que cualquier SEO usa, en sus páginas, un nombre de dominio lo más parecido a lo que quiere posicionar. Por eso pon atención en tus búsqueda si encuentras páginas con direcciónes (url) como estas -me las invento:

  • dietasparaadelgazarya.com
  • pierdepesoahora.com
  • quemagrasafacil.com

Sólo el nombre de estas páginas ya da pistas que están hechas para posicionar.

Así que ya lo sabes. La dieta de la piña es una auténtica estupidez. Hay otras formas de bajar de peso rápido acordes a nuestra evolución. Las veremos más adelante.

La entrada Dieta de la piña, un timo como otro cualquiera aparece primero en Homo Obesitas.