Muchas veces abrazamos a desconocidos con las palabras. Otras con las acciones. Hoy lloré de tristeza, dolor e impotencia al ver la crueldad a la que muchas veces se ven sometidos los niños. Y junto a ellos, sus padres. Los chicos solo quieren tener amigos. Ser queridos y aceptados. Jugar. Algunos no saben bien como. Otros intuitivamente encuentran puertas abiertas a su paso. Los niños con #Asperger no necesitan ser CURADOS. No están ROTOS. Tampoco enfermos. Simplemente entienden las cosas de manera diferente. Son muy inteligentes y suelen tener intereses diferentes a la mayoría , así que si queres ser su amig@ , podes aprovechar todo el conocimiento que acumulan. Suelen ser bastante desubicados pero no lo hacen a propósito. Aprender qué cosas corresponden hacer y cuales no , no es algo innato en ellos. Los entornos hostiles los perciben enseguida ya que son mucho más sensibles que nosotros los que no tenemos Asperger. Hoy me di cuenta por la cantidad de mensajes que recibí, que hay muchas mamás y papás en busca de información, abrazos y lugares para compartir experiencias. Les dejo a partir de hoy el hashtag #NiñosAzules para que recomienden colegios, instituciones de todo tipo, se contacten , se ayuden y sobre todo que quizá sus chicos encuentren otros niños para jugar. Que ninguno este solo. Ese es mi principal deseo. Los quiero. A ustedes y sobre todo a sus hijos. 💙

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Connie Connie Ansaldi’s story.