Europa reclama el diálogo

La posición de Europa frente al problema catalán es firme y reclama el diálogo entre Cataluña y España.

Desde Suecia, la primera ministra abogaba el pasado lunes por la mediación entre ambos ya que la carta de Puigdemont tenía “un tono conciliador” y que mostraba la voluntad de diálogo. Asímismo, Alemania afirmaba que no era tarde, que aún había “margen de maniobra” para poder solucionar este problema político.

Los países de la Unión Europea acordaron mantenerse al margen sobre el tema de la independencia de Cataluña, deseaban primero una mediación entre las dos partes y solamente entrarían en el conflicto si el Gobierno español y la Generalitat así lo requerían. Sin embargo, el primer ministro belga reclama una mediación a escala europea o incluso internacional debido a la falta de diálogo entre las dos partes.

El Gobierno español exclamó estar desconcertado ante estos ataques ya que, según dice el presidente Mariano Rajoy: “no entendemos cómo un país vecino puede hacer declaraciones que ponen seriamente en peligro las relaciones bilaterales”.

El artículo 155 ya está en marcha tras la carta que Carles Puigdemont debía entregar hoy antes de las 10:00 am. En ella se afirma que “si el Gobierno del Estado persiste en impedir el diálogo y continuar la represión, el Parlament de Cataluña podrá proceder, si lo estima oportuno, a votar la declaración formal de la independencia que no votó el día 10 de octubre”.

El exministro de Exteriores de Eslovenia ya advirtió a Rajoy el pasado 11 de octubre que no aplicase el artículo 155 puesto que ello supondría un gran error por parte del Gobierno. “No puedes ignorar la realidad, no puedes hacerte a ti mismo ignorante de cuál es la esencia del problema”, exclamaba el exministro, afirmando que este es un problema que no se puede ignorar ni utilizar una política represiva y que, además, ya debería haberse comenzado a solucionar años atrás.