Tanta maravilla representada en Hertz.

Por: Jesús Martínez.

Todo joven que le gusten los video juegos conoce el kinect (XBOX 360), un dispositivo, para aquel que no lo conozca, cuya función es captar el movimiento de la persona para jugar sin la necesidad de algún control; lo que pocos saben es que funciona a través del rebote de luz que sufre el cuerpo todo el tiempo, los sensores lo captan y vualá, el juego se mueve a tu ritmo.

cortesía de: blog.espol.edu.ec

El microondas, telégrafo, radio, televisión, wi-fi, bluetooth, rayos x, controles remotos, celulares, fotoceldas y demás aparatos con los cuales no realizamos vida hoy en día han sido gracias al descubrimiento del “espectro electromagnético” y su manipulación, la cual como ingenieros estamos aprendiendo.

Dicho descubrimiento se lo debemos a un hombre cuya vida o ciclo ha sido en un segundo, efímero en tierra pero eterno en la memoria del hombre, muerto a los 36 años de edad en 1894, Heinrich Adolf Hertz, originario de Hamburgo, Alemania, empezó estudiando ingeniería y terminó con una maestría a las 23, siempre demostrando signos de brillantes durante su época de estudiante y excesiva habilidad en actividades prácticas, en especial, durante el control de su entorno, lo cual le ayudó durante su época como maestro de física teórica en la universidad de Kiel.

cortesía de: es.wikipedia.org

No fue hasta su estancia en la universidad de Karlsruhe, cuando profundizó en el tema de ondas electromagnéticas y al igual que Faraday propuso que estas podían viajar a través del aire y del vacío. En el laboratorio de la universidad realizó un aparato receptor y uno transmisor de ondas, dando así bases sólidas a su hipótesis y a la de sus colegas.

Poco después dio nuevamente de que hablar al demostrar el efecto fotoeléctrico al usar una barra de metal a la cual aplicó ondas de muy baja longitud de onda y observar como el metal desprendía electrones, o en otras palabras, creaba corriente.

cortesía de: moodle.utmachala.edu.ec

Fue un 22 de Febrero de 1857 el día en que todo comenzó; dando una nueva forma de comunicación, nuevas formas de energía y bases para nuestra tecnología actual, Heinrich Hertz, es recodado al darle nombre a nuestra unidad de frecuencia (Hz.), irónicamente, un ciclo por segundo recuerda a quien vivió una vida en corto tiempo.