Hace poco vimos un video de cuando eras niño, de los que grababa tu papá con la cámara. Era tu graduación del kínder y sales bailando el vals. Al principio te ves contento, orgulloso, sonríes a la cámara y todo. Pero hay un momento en el que volteas a ver al resto de tus compañeros y te molestas mucho. Dejaste de bailar unos segundos y te diste de golpes en las piernas, como haciendo corajes. Algo dijiste pero no se alcanza a escuchar. Luego seguiste bailando pero sin muchas ganas, como avergonzado. Cuando termina el vals te acercas conmigo y con tu papá, te preguntamos qué es lo que pasa. Y aunque no se te ve la cara, se escucha que empiezas a llorar. “Es que lo hicieron mal, nadie sabe bailar”. Y era cierto, los niños bailaron todos disparejos, como tambaléandose. Yo te dije: “Ay, papi, eso no importa, sólo es un baile” y te molestaste todavía más. Nos dio mucha risa cuando lo vimos, a ver qué día puedo mandártelo. ¿No te acuerdas de eso?

–No me acuerdo pero suena como algo que yo haría, por completo.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Miguel’s story.