El gobierno da luz verde y la abdicación del emperador Akihito está cada día más cerca

El gobierno de Japón aprobó el viernes 19 de mayo el proyecto de ley que permitirá la abdicación del emperador Akihito, de 83 años, y la llegada de su hijo mayor, el príncipe heredero Naruhito, al Trono del Crisantemo. Esta será la primera abdicación en Japón en 200 años.

Akihito anunció su deseo de dejar el cargo debido a su edad y a preocupaciones de salud el pasado agosto, reactivando un largo debate en el país sobre la sucesión imperial en una monarquía con 2.000 años de antigüedad. Akihito tenía 56 años cuando llegó al trono en enero de 1989 tras la muerte de su padre, el emperador Hirohito. Naruhito tiene 57.

La abdicación de Akihito sería la primera desde 1817, cuando se produjo la renuncia al trono del emperador Kokaku.

Las mujeres no pueden heredar el Trono del Crisantemo, y el gobierno ha evitado asuntos divisivos como la entrada de las mujeres en la línea sucesoria, reservada únicamente a los hombres ahora. La única hija de Naruhito es una niña. Su hermano pequeño, el príncipe Akishino tiene un hijo y dos hijas.

La pequeña familia real perderá a otro de sus miembros por el próximo enlace de la princesa Mako, una de las hijas de Akishino, que renunciará a sus privilegios al casarse con un plebeyo.

El portavoz del gobierno, Yoshihide Suga, dijo que la norma, que se espera que salga adelante sin problemas, se aplicará solo a Akihito. Actualmente en la ley de la Casa Imperial no está prevista la sucesión de un emperador aún vivo.

TODAVÍA SIN FECHA

El actual ejecutivo prevé el pasaje efectivo de los poderes en diciembre de 2018, cuando el emperador haya cumplido 85 años, mientras el nombre de la “era” -que tradicionalmente acompaña el reino del soberano- comenzará el 1 de enero de 2019. La era actual es la Heisei (paz por doquier), y comenzó el día en que Akihito asumió, el 8 de enero de 1989.

La ley ratificada por la Dieta japonesa expresa sentimientos de “indulgencia y humanidad por la avanzada edad del emperador, considerando su aprensión por no poder resolver sus tareas y asumir cargos de responsabilidades importantes. La fecha precisa del retiro será establecida por una ordenanza del gobierno tras la promulgación de lal ey específica para el proceso de abdicación.

La nueva era que sucederá a la actual era Heisei comenzaría el 1 de enero de 2019. El Gobierno espera poder ofrecer a la nación unos cuatro o cinco meses para prepararse para el cambio de era. “Esperamos que la sucesión imperial tenga lugar sin percances”, aseguró un representante del Gobierno.

Si el cambio de era tiene lugar el día de Año Nuevo no será necesario volver a imprimir calendarios ni configurar de nuevo los sistemas informáticos en mitad del año. Esto ayudará a reducir el impacto económico negativo y a prevenir la confusión que pueda generarse.

| Siga leyendo: ¿Qué título utilizará el emperador de Japón tras su abdicación?
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.