SpaceX está listo para un viaje tripulado a la Luna, en 2018.

Entre la controversia generada por el estudio que la NASA está llevando a cabo para explorar la posilidad de llevar astronautas en el primer vuelo integrado de su Space Launch System (SLS) y la nave espacial Orion -la misión EM-1- por orden del Presidente Donald Trump, la empresa privada de Elon Musk anuncia un viaje comercial (es decir, pagado por particulares) “más allá” de la Luna.

A través de su cuenta de Twitter, Elon Musk publicó un comunicado explicando que su compañía Space X está en la etapa de planeación de un viaje espacial comercial en 2018.

“Estamos felices de anunciar que SpaceX ha sido contactada para viajar con 2 ciudadanos privados (sic) alrededor de la Luna a finales del próximo año”, comienza el comunicado. Musk mencionó que hay pruebas de salud y físicas que desarrollar y que el entrenamiento de la tripulación comenzaría más adelante este mismo año aunque los detalles del viaje aún no son concretos.

El creador de compañías como Paypal, Tesla y (duh!) SpaceX agradeció la colaboración con la NASA en el desarrollo de programas comerciales, que ayudaron a la construcción de la nave Dragon 2. Esta misma nave será utilizada a bordo de un cohete Falcon Heavy, el más poderoso que se ha construído, sólo por debajo del increíble Saturn V, utilizado para las misiones Apollo a finales de los 60s y principios de los 70s.

Cohete Falcon Heavy (spacex.com)

Por otro lado, la NASA emitió un comunicado como respuesta en su página oficial:

NASA felicita a sus socios de la industria por alcanzar niveles cada vez más altos.
Trabajaremos de cerca con SpaceX para asegurar que cumpla de manera segura con sus obligaciones contractuales de devolver el lanzamiento de astronautas a suelo estadounidense y continúe entragando cargo con éxito en la Estación Espacial Internacional.
Durante más de una década, la NASA ha invertido en la industria privada para desarrollar posibilidades para el pueblo estadounidense y para sembrar innovación comercial para avanzar el futuro de la humanidad en el espacio.
NASA está cambiando la forma en que hace negocios a través de sus alianzas comerciales para ayudar a construir una fuerte economía espacial Americana y para ser libre de enfocarse en el desarrollo de la próxima generación de cohetes, naves espaciales y sistemas para ir más allá de la luna y mantener la exploración espacial.

Antes del viaje tripulado, la nave Dragon 2 será enviada sin tripulación a la Estación Espacial Internacional más adelante este mismo año. Este viaje servirá de prueba final para la planeación del viaje tripulado. Actualmente, Space X cuenta con un contrato que estipula 4 viajes anuales en promedio a la ISS (3 llevando cargo, 1 llevando tripulación).

Una vez que la nave Dragon cumpla con su contrato de manera regular, se programará el viaje comercial que despegará desde la plataforma 39-A, en Florida, histórica plataforma de lanzamiento de las misiones Apollo.

A unas cuantas semanas de la toma de protesta de Donald Trump, el 2017 ha comenzado como un año muy activo en lo que a exploración espacial se refiere.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated CosmicOn’s story.