Enfermedad de la Tristeza.

Existió hace mucho tiempo en un pueblo viejo y antiguo, una enfermedad que enamoraba el alma de las personas. Era conocida como la enfermedad de la tristeza, porque quién quedaba bajo sus brazos no era nunca correspondido y se perdía en el océano de la depresión. Los años pasaron oscuros y aquella enfermedad llegó hasta nuestros días. Sin embargo, aquí estoy yo, con mis dos pies firmes en el piso, sonriendo porque al parecer encontré mi antídoto. La cura para aquella maldición. Te encontré a ti. Mi pequeño salvador.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.