Tus Ojos.

Cuando miré tus hermosos ojos, comprendí que eran las estrellas que hacían falta en mi cielo.