Exagerar la dulzura

Desde que empecé con el proyecto de Vaso Lleno mi mente se ha dedicado a estar enfocada en ver el lado positivo en cada momento. No fue nada planeado ni tipo cliché o frase motivacional de FB. Fue una necesidad en un momento de mi vida y me di cuenta que era la manera en que debía vivir por necesidad personal. Ahora se me salió de control y a veces creo que hasta se me va la mano de la dulzura :)

En fin, les quería contar 3 momentos que he tenido esta semana. (Apenas es mitad de miércoles, se los dije, demasiado empalagoso). La cosa es q muchas veces cuando voy manejando en medio de presas encuentro cositas pequeñitas que me hacen una burbijita y me llenan el corazón de esperanza. Aquí están:

1. Las ambulancias. Siempre me ha parecido espectacular cuando pasa una ambulancia con su alarma y sus luces y todos los carros se corren y se acomodan para que no se atrase ni un segundo en llegar a su destino. Y sí, a veces no están tan urgidos y no llevan un paciente o van hacia alguien que esté en estado crítico, pero ninguna persona en una ambulancia debería perder tiempo en una presa.

2. Gente Inteligente IQ. Siempre he sido fan de la radio por su contenido musical pero cada vez que estoy en el carro y pongo IQ (93.9 fm) me emociona escuchar todos los reportes que las personas hacen con un interés genuino de ayudar a alguien más. Es pura solidaridad. Agarrar el teléfono y decir “hay una presa inusual en la General Cañas porque se cayó un poste de luz”. Eso es. No hay premios ni rifas, solo un agradecimiento.

3. Las personas agradecidas de la calle. Ojo que digo agradecidas porque sí, no todas son así. Ayer por el Outlet en el semáforo, una señora se me acercó a venderme unas mentitas y le dije que no tenía plata. Me dijo: “muchacha lo poco que usted tenga me puede ayudar”. Yo siempre ando monedas en mi carro pero ayer andaba uno prestado y encontré solo 15 colones. Le dije esto y con la sonrisa más agradecido me lo volvió a decir: “muchacha muchas gracias, esos 15 colones a mi me ayudan muchísimo, que Dios la bendiga”.

A veces uno se topa guachis que uno les da poca plata y la tiran contra el carro, a veces hay otros que enjachan o insultan, pero después están estas personas que agradecen genuinamente y de la forma más amorosa esos 15 colones que le podamos dar.

Acordémonos de ellos siempre. De las personas que se mueven cuando pasa la ambulancia, de los que llaman a IQ a dar el reporte del tránsito para ayudar a los demás conductores. Acordémonos de las personas que dan las gracias por la ayuda que les ofrezcamos por más pequeña que sea.

Acordémonos de los buenos. Compartamos las buenas acciones. Hablemos más de la nueva aplicación de Super Perro, Dog Mates, para adoptar perros que del machetazo de Duke. (En una semana han adoptado como 60 perros). O bueno, compartamos la noticia de la chiquita de 9 años que donó sus ahorros para la recuperación.Pero sí, tratemos de empalagarnos de cosas buenas. Encuentren todos los días algo que valga la pena contar cuando lleguen a la casa. Que nos vaya la mano de la dulzura!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.