Noruega: primer país del mundo en apagar la señal FM

En un momento de la historia en el que los medios de comunicación están obligados más que nunca a reinventarse debido a la necesidad permanente de información de manera inmediata.

Cadillac

En Noruega tuvo lugar un hecho sin precedentes: es el primer país del mundo en apagar su señal de Frecuencia Modulada (FM). ¿Cuál es entonces el futuro de la radio?

La forma como las personas accedían a la información fue cambiando de forma progresiva en el transcurso del siglo XX. La prensa, la radio y la televisión en su debido momento revolucionaron el mundo con un lenguaje distinto y llamativo capaz de seducir a una audiencia multitudinaria en el mundo. Cada medio era hasta cierto punto “el rey”, teniendo en cuenta que se consumía la información a través de ellos en momentos distintos del día.

No obstante, la revolución digital de finales de siglo y la masificación de los dispositivos móviles en este siglo XXI, cambió para siempre el consumo de contenido, a tal punto que las necesidades informativas de las personas se transformaron en obligaciones para los medios tradicionales. De hecho, muchos de ellos se han visto sumidos en profundas crisis a la hora de reinventarse y proponer un modelo de respuesta en tiempo real.

Noruega, un caso sin precedentes

Bajo la mirada vigilante de otras naciones, Noruega se convirtió este 11 de enero de 2017, en el primer país del mundo en apagar su señal de Frecuencia Modulada (FM). De acuerdo con el gobierno de ese país, actualmente cuentan con 22 estaciones nacionales de radio digital, y aún hay espacio en su plataforma digital para otras 20, una realidad que claramente no podría darse en el espectro convencional.

Sin embargo, sólo quedan cinco canales nacionales que emiten por FM en este país de cinco millones de habitantes. Es así como NRK, el servicio público de radiodifusión de Noruega, apagará su señal de FM antes que sus competidores comerciales.

El proceso no será repentino: la señal se irá apagando región por región a partir de ahora.

¿Cuáles son las razones de negocio?

El ministerio de Cultura de Noruega estima que la digitalización de sus emisiones nacionales de radio resultará en un ahorro anual de unos US$25 millones.

“El costo de transmitir canales de radio nacional a través de la red de FM es ocho veces mayor que por la red de Retransmisión Digital de Audio (DAB por sus siglas en inglés)”, dijo el ministerio en un comunicado. En parte esto se debe a que los retransmisores DAB consumen menos energía.

Según la ministra de Cultura de Noruega, Thorhild Widvey, hay otras ventajas en la digitalización. “Los oyentes tendrán acceso a un contenido de radio más diverso y pluralista, y disfrutarán de una mayor calidad del audio y de nuevas funcionalidades”. De acuerdo con ella, la digitalización también mejorará el sistema de preparación ante emergencias, ya que la radio digital es menos vulnerable en condiciones extremas.

Sin lugar a dudas este tipo de acciones propicia un ambiente de incertidumbre y hasta de nerviosismo en los líderes del negocio radial en todo el mundo.

De cara a lo que pueda llegar a pasar en unos años, vale la pena preguntarse si antes de tomar este tipo de medidas se ha hecho un trabajo riguroso de educación frente a la forma de consumo de la radio en plataformas digitales, si la audiencia de cada país (que tiene características diferentes) está familiarizada con el entorno digital para este tipo de medio y, por supuesto, si para los anunciantes resulta igual de atractivo el negocio en términos de efectividad en la comunicación.

Así mismo, en un país como Colombia, por ejemplo, para hablar de este tema sería absolutamente necesario además reflexionar sobre la cobertura real del internet de banda ancha y la penetración de teléfonos inteligentes en zonas rurales. Recordemos que la radio hoy es capaz de llegar a lugares donde otros medios aún sueñan, así estemos en pleno siglo XXI.