Diana

La vida me enseña día a día que nada es fácil en ella, que las cosas no llegan porque si, que la felicidad no depende de cuanto tengamos o cuanto no; como me paso a mi, antes pensaba todo lo contrario, hasta que apareció ella.

Ella, simplemente lo es todo, me ha explicado que puedo ser dichoso solo con ver su sonrisa, su mirada es mi salvación.

Estoy completamente enamorado de sus labios, de sus besos que me saben a paraíso, no se a quien tengo que prometerle, pero prometo nunca fallarle, nunca fallarle a su amor, a sus brazos abiertos que siempre están para mi, a su calor, a su amor tan infinito como las estrellas.

La amo por encima de todas las cosas, por encimas de muchas personas.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Cristian Gutiérrez’s story.