Mochileando por Europa

Semana 1. Amsterdam

¿Dónde nos habíamos quedado? Ah sí, al fin me bajé del avión, Amsterdam, qué locura! primera parada de mis andanzas. Qué mejor manera de empezar que con un pre-infarto en el aeropuerto de Schipol.

Me encontré con mi buen amigo Claudio, quien me explicó algunas particularidades de la ciudad, esto justo en las puertas de desembarque, luego llegué al puesto de migración donde me recibió un holandés como de 2m de alto (y es de los chiquitillos de aquí) con cara de pocos amigos, llega y me pregunta el motivo de mi viaje y pide mi boleto de regreso o salida de Europa, se lo muestro en mi celular, el tipo ve la fecha del vuelo (31 de mayo, al límite de los 90 días que te permite el acuerdo Schengen) y me hace cara de "este se quiere quedar a vivir acá", llama a otro compañero y este me pide que pase para ser entrevistado, yo me cagué y pensaba "qué picha, ya me devolvieron, vale mierda la vida, para nada tanto esfuerzo ahorrando, jueputa mierda, me cago en todo" jaja lo siento pero soy mal hablado.

Me comienza a entrevistar el otro compañero y yo con mi inglés que no había practicado en mucho tiempo, me las arreglo para explicar mi plan de viaje, cómo me iba a mantener, mis ahorros y finalmente el tipo (muy amable) decide llamar a la señora que iba a ser mi anfitriona (esto lo conseguí a través de Workaway), conversa con ella unos minutos y aprueba mi entrada a las Europas, tas tas, me volvió el alma al cuerpo, por unos minutos, ya que luego no encontraba mi maleta jaja.


Ahora sí a ver como llegaba a la casa de mi anfitriona, cosa que fue fácil, un tren (se tarda unos minutos en entender las pantallas en la boleterías) de €4 y un bus de €2, todo esto para recorrer 4km, de no haber estado tan perdido me iba a pata.

El sistema de transporte publico es excelente, en las paradas hay pantallas que muestran cuanto falta para que pase el bus (eso es como magia para mí jaja). Finalmente llegué a la casa de la señora, que me recibió amablemente, donde ella me quedé 8 días con comida y todo (la dieta es un tema a parte, solo la cena es un plato decente aquí, el resto del día es pan) a cambio de trabajillos en la casa, limpieza y así. Hay un plato que se llama Stamppot y es bien sabroso, es como puré de papa con un tipo como de lechuga local y una lonja gruesa de tocino tostado. Se ve así:


Aquí comienzan las fotos, Amsterdam se puede recorrer 20 veces en un día si tienen bicicleta, a pie talvez unas 10 nada más.

En la semana que estuve en Amsterdam agarraba la bicicleta y me iba a recorrer todo lo que podía, salí un sábado por la noche con un grupo de CouchSurfing, mucha música electrónica, muchos turistas drogados (cualquier cosa que se fume aquí no se considera droga), bicicletas por todo lado, un frío sabroso, di una vuelta por el Red Lights District, que no es la gran cosa. Ventanas donde hay prostitutas exhibiendose como carne (es triste esa situación, muchas de ellas son producto de la trata de personas), lamparas rojas indican dónde hay chicas, en fin. Las cuadras dónde se arma la fiesta son Leidseplein y Rembrandtplein, ahí hay para todos los gustos, es caro, tomar es caro, y los bares buenos cobran como €14 de entrada.


Hay muchos museos, el mas impresionante, por fuera, es el Rijksmuseum.

Hay parques bonitos, como el WestPark, donde todo mundo lleva a pasear sus perros y si es verdad que no hay perros callejeros, ni gatos, no he visto ni uno.

Muchos edificios con arquitectura toda bonita y tradicional de aquí, obviamente, hay canales por todo lado.

Tambien fui a este lugar al norte que se llama Zaandam, solo a ver este hotel.

Otra cosa que me parece curiosa es que los taxis aquí son una cosa de lujo, casi todos son Mercedez o BMW y cuestan €20 mínimo, cuando el bus cobra €2 por un tiquete de una hora. Qué otra cosa falta contar… Perdí mis guantes, casi no los había usado pero el día que los saqué era porque estaba frío, y bueno uno que no está acostumbrado a andar en la calle con 5°C pues termina con las manos entumidas, anécdota por caballo.

Resumen de gastos Semana 1.

$90 que incluyen: embalaje en Costa Rica, 1 desayuno, 1 almuerzo, 1 noche de fiesta y una que otra cochinadilla que no apunté y se me olvidó.

PD: Las fotillas que me gustan más las voy subiendo a Instagram cada vez que tengo WiFi y tiempo, una ultima fotilla ya pa despedir esta nota. Casi lo olvido, por alguna razón que nadie sabe se le dice Coffee Shops a los locales que venden marihuana, no venden ni confites de café jaja así que no se embarquen.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Cristian Peraza’s story.