POSITIVE IS THE KEY

Para los que llegasteis a conocer a ``Killa´r´´, mientras leéis el título, recordaréis su cara en el vídeo de Irony, diciéndolo.

Que nooo… el de la foto es Julián! La persona más alegre y buena gente que te puedas encontrar por Valencia. ¿A qué no conoces a alguien al que le caiga mal Julián? El tío tiene carisma, se le coge cariño.

Esta noche, cuando estaba patinando, me di cuenta que, los problemas, cualquiera que tengas, vienen siempre del interior. Si tu alrededor, parece que se hunde, es porque en tu mente estás hundiéndote.

En lugar de pensar en positivo, en lugar de coger el camino más difícil, que es cambiar el propio pensamiento.

CAMBIA DE ACTITUD, CAMBIA DE SENTIMIENTO Y CAMBIARÁS DE DESTINO.

Pues hace un frío terrible a las 12 de la noche, y para calentar patinando cuesta. Lo intenté, no paré de patinar, pero llegado un momento, con los pies aún congelados y húmedos, quise parar, porque no había tampoco nadie patinando.

Fue en ese instante, cuando una bombilla se encendió en mi cerebro. Cuando me di cuenta de por qué no mejoraba: por no intentarlo más, por no darlo todo hasta la muerte, por darlo a medias. Todo depende de lo mucho que quieras algo, y si estás como de bajón, mírate ese cerebro, y oblígale a motivarse. Piensa que mañana también va a hacer frío, que si no patinas hoy, mañana no lo harás mejor, además habrás perdido un día que nunca más vas a recuperar.

Es la actitud la que nos hace fracasar, por la que no se consigue lo que sea, que nos hayamos propuesto.

Al verlo tan claro, pensé ``¡se acabó eso! ¡seguiré patinando hasta que piense que no pueda más y cuando lo piense aún patinaré un último tramo!´´, y lo hice. Seguí dándole. Lo hice con cosas pequeñas, manuals a fifty, derrapes de backside, derrapes de frontside a truco y pequeñas cosas, y así me engorilé. Cuando la plaza quedó vacía, aún a pesar de sentir el leve desengorile de estar sola, seguí motivándome, lo hice con una botella y la salté de ollie 23 veces para mejorar, luego a unos cuantos trucos más (pero que ya veréis en Instagram jajja).

Al irme a casa ya a las 3 y media de la madrugada, por el camino vi spots que antes no veía y me seguí engorilando, mejorando, y aprendiendo.

Todo esto no hubiese pasado si al desanimarme, hubiere hecho lo más fácil, dejarlo para el día siguiente. No habría aprendido nada, no habría mejorado. Y si no mejoramos cada día, ¿de qué sirve la simple existencia?

Para no hundirse, hay que aprender, hay que mejorar, no solo como patinadores, sino como humanos, en todos los sentidos. Y para hacerlo, solo hay que cambiar de actitud, y cambiará el destino. :)

¡Mierda! he acabado escribiendo esas mierdas de auto-ayuda que justo no quería acabar escribiendo. Pero si os sirve, bienvenido sea. Y si no, ¡que os den! jajjaj