“Stay hungry, stay foolish”

Gracias a la beca Erasmus for Young Entrepreneurs que sólo se otorgó a 10 personas en mi comunidad autónoma, tuve la oportunidad de conocer las líneas de conocimiento que mueven actualmente el ecosistema empresarial que se basa nada más y nada menos que en habilidades y conocimiento.

La evolución se basa en la capacidad humana de crear, pensar e idear conceptos, productos y servicios que sean capaces de incrementar nuestra capacidad intelectual, nuestra calidad de vida y la del planeta. La idea de la evolución es mejorar con el objetivo de ser más sanos, más productivos y más efectivos.

La capacidad de adaptarse a nuevas situaciones es signo de supervivencia como bien apuntaba Darwin y su teoría de la evolución de las especias. Solo las mariposas capaces de adaptarse a los cambiantes árboles abedules, sobrevivían y eran capaces de dar descendencia a mariposas adaptadas al nuevo medio. Esta capacidad les aseguró la perpetuación de su especie ya que no eran presa fácil para los pájaros.

Algo similar sucede con la educación que reciben nuestros hijos actualmente. Si los padres son capaces de conocer el panorama económico y laboral, y consecuentemente, educar a sus hijos según ello, éstos tendrán más posibilidades de tener un futuro brillante. En un planeta cuya población no cesa de crecer y cuyos avances tecnológicos substituirán el trabajo manual, sólo aquellas personas que tendrán nociones de liderazgo, resistencia, perseverancia, y capacidad creativa serán los que innovarán y llevarán la voz cantante en desarrollo. Esta resistencia que forja carácter de líder y emprendedor viene bajo diferentes nombres en inglés: resilience, grit, growth mindset, perseverance, etc. tal como explica Angela Lee en el siguiente video.

Lee y Deck from Stanford University explican como necesidad de aprender cosas nuevas y salir de nuestra zona de confort ayuda crear nuevas conexiones cerebrales y por lo tanto, mejoran nuestra inteligencia. Esto va en la misma linea que la frase de Steve Job “ Stay hungry, stay foolish” que en otras palabras significa, ten siempre ganas de aprender porque nunca sabes lo suficiente. Por lo tanto, los padres, en colaboración con el sistema educativo, tendrían que educar a los niños a desarrollar el growth mindset y la resilience, necesaria para encarar el futuro tan incierto que está por llegar.