Observando

Te veo acostada, está amaneciendo y la luz del sol pasa por la persiana y te hace aproximadamente unos miles de cuadraditos de luz en la espalda, esa espalda. Es complicado analizar tu cara cuando despertas, como siempre te espero, no te ataco se que es todo un proceso y lo tenes que asimilar, te sentas, miras al abismo, me miras, sonreís. Y así como estás omnipotente caminas al baño. Abris la ducha mientras te lavas los dientes, nunca entendí porque antes y no después. Empecé el mate, aunque con todo lo que tomaste anoche dudo que quieras comer algo hasta el medio día. Saliste, te sigo mirando, ahora sigue: la crema. Todo el cuerpo no hay ninguna parte que evites. Todo “así se hidrata la piel, así hay que cuidarla” me decis a mí cuando me tiras a la cama y me obligas a que me aguante esa sustancia pegajosa y densa en mi piel que no se absorbe después de un tiempo, lo tolero muy poco, pero lo haces vos, entonces me gusta, me relajo, a veces me duermo. Me haces bien. Me cuidas. En el siguiente paso te vestis, hoy es domingo, los domingos en general es una remera mía, asi andas por todo el piso, todo el día . Tal como lo predije es azul y debe tener unos 20 años, dice algo desteñido en rojo. Capaz fue algún regalo. No se como la conservo todavía. Desayunas, a penas me levante fui a comprarte los coquitos y unas medialuna con jamón. Te ofrecí mate, quisiste café con leche, pusiste música. Te sigo mirando. Sos lo más perfecto que tengo en mi vida. Nunca espero que nunca me dejes. Que siempre estemos así, vos con mi remera y yo escribiendo de vos. Porque me volves loco y no puedo dejar de mirarte. De observar con detalle cada cosa que haces. Como te cepillas el pelo mientras comes una tremenda medialuna que no te entra en la boca y después sin tragar, todavía, te tomas tu bendito café. Ya me empezaste a hablar, y ahora los dejo porque las charlas con esta mujer son lo mas parecido a viajar al infinito. Y amo viajar. Más si es al infinito. Espero que lo nuestro sea siempre eterno e infinito.

Like what you read? Give Cruz Eme a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.