( @ Cusco, Perú )

El baile de los adioses


Normalmente la cosa funciona mas o menos así:

Hey! Where are you from? For how long are you traveling? Where has you been?

Conoces a gente maravillosa con la que decides vijar unos días, te encariñas; les tomas afecto; les quieres. En algun punto del viaje llega la inevitable despedida, ya sea porque que tu tienes que seguir tu camino. O, porque alguno de ellos tiene que hacer lo mismo. La mañana de la despedida, enpacas tus cosas, te dirijes hacia ellos, te despides con un abrazo y te vas. Mientras caminas te sacudes las tristezas, con la cabeza inclinada hacia el suelo, pateando una pidra, una lata, un gato, un perro o lo que sea que se cruce por tu camino (lo del gato y el perro es broma, — aclaro). Llegas a tu nuevo destino, avientas la mochila en la habitacion del hostel, te vas a las areas comunes y todo comienza de nuevo: Hey! Where are you from? For how long are you traveling? Where has you been?…, over and over and over again…

Viajar es uno de los placeres mas tristes de la vida — Sentencio Madame de Stael.

Viajar, es entre muchas cosas, el bailde de los adioses. Y es que siempre te estas despidiendo, ya sea de personas, de lugares o de fragmentos de ti mismo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.