EL CONVENTO DE LOS DESCALZOS

Durante el siglo XVI, tras la fundación de las ciudades por los españoles en el Sur de América se implementaron diversos cambios en las estructuras de la sociedad de los territorios conquistados. En el valle del Rímac, la ciudad de lima, al igual que otras ciudades de la costa del Perú, sufrió profundos cambios, por ejemplo los cambios en el tema religioso. La Monarquía Española y la iglesia en su afán por evangelizar los territorios conquistados efectuaron diversas labores a fin de desarrollar y fortalecer la fe católica en el Nuevo Mundo. Una de estas actividades fue la creación de espacios de oración en lugares alejados de la ciudad.

Inicialmente denominado Convento de Nuestra Señora de los Ángeles, el Convento de los Descalzos — conocida así por las sandalias que usaban los frailes franciscanos — está ubicado en el distrito del Rímac, al lado este de la Alameda de los Descalzos.

Su construcción se planificó debido a la necesidad de la Orden de los Franciscanos de contar con un espacio de recogimiento y oración ubicado a la afueras de la ciudad, Iniciándose su construcción en el año de 1595, sufriendo diversas modificaciones a lo largo de los siglos posteriores. Cabe mencionar que la Alameda de los Descalzos se construyó como una vía de acceso a este centro de retiro franciscano en el año de 1611.

Su arquitectura enaltece aún más la importancia de este convento, pues cuenta con una iglesia, claustros, jardines, y otros espacios que poseen la capacidad de transportarnos a la Lima colonial.

Una de las capillas más hermosas de este convento es la Capilla del Carmen. La cual se encuentra restaurada y sus ventanas conservan en vez de vidrio, delgadas planchas de piedra de Huamanga conocidas con el nombre de berenguela. Hay otras tres capillas más: La del Crucificado, la de la Virgen de Guadalupe y la de la Virgen de la Concepción.

Por otro lado, cabe señalar que el Convento de los Descalzos cuenta, en la actualidad, con una importante colección de arte colonial religioso, en los que figuran lienzos de la escuela cusqueña, quiteña y limeña; además, esta colección tiene lienzos de pintores importantes como Diego Quispe Tito. Por último, y no menos importante, hacemos mención que este convento posee una importante colección bibliográfica y documental, el cual asciende a más de 15 mil ejemplares.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.