AMOR (IM)PACIENTE

No digas nada, lo sé.
Sé de pronto lo que piensas
y lo sé porque lo sé.

No digas nada, que sé.
Que sé por tu mirada
que no ves a quien yo sé.

Y esto sé.
Esto sé por tu sonrisa
que ahora fuerzas y regañas.

Esto sé
porque sé que no le olvidas
y es a él a quien extrañas.

Sólo sé
que no valen las palabras.
Ahora encierran ese nombre
y saldrá cuando las abras.

Sólo sé
que bien sé lo que no hallas.
No es consuelo lo que pides
y en silencio te lo callas.

No digas nada, lo sé.
Sé de pronto lo que piensas
y lo sé porque lo sé.

Sólo sé que soy el “tiempo”
y a segundos tu “paciencia”…

Sólo voz en tu “conciencia”
si muy triste te encontré.