“La cámara no importa sino la persona que la maneja” Jaime Espinosa Martinez

Por: Alexis Garcia

Han pasado ya más de cien años de los inicios de la fotografía en los que ha pasado por cambios en la forma en que se toman las fotografías pasando desde las análogas a las digitales, del rollo fotográfico a la memoria, incluso también de la cámara fotográfica al celular. Si bien el tomar una fotografía requería una cámara, hoy día cualquier persona con un teléfono móvil es capaz de capturar en cualquier momento del día y publicarlas en un instante.

Ante estos cambios la competencia en la industria fotográfica ha crecido, así como también el mercado para los fotógrafos y quienes pretenden serlo. Si todos pueden tomar una foto, ¿son todos fotógrafos?

Jaime Espinoza Martínez, fotógrafo en “35 milímetros” nombre de su pequeña empresa, nos habla acerca de cómo este tipo de cambios han sido viento a favor y en contra dentro de su experiencia en el medio, así como las posibilidades de poder hacer, practicar y vivir de la fotografía.

“Trabajar en la fotografía no es un ingreso fijo pero es constante muchas veces y principalmente creo que el mejorar los trabajos más sencillos es un beneficio para todos. En el lugar donde trabajo cerca de mi casa”

Si bien en el ámbito uno puede decidir especializarse en cierto tipo de fotografía Jaime recomendó:

“Yo creo que participar en otras cosas y abrirte campo en otros lugares es interesante por ejemplo me he dedicado a tomar fotos de distintas cosas como en conciertos, periodismo, he hecho fotos en interiores en Airbnb, para la secretaria de relaciones exteriores, he hecho proyectos de distinta indoles y exposiciones. Que realmente se hacen para que te den un poco de prestigio porque muchas veces no ganas nada al contrario le tienes que invertir tú”.

Sin embargó enfatizó: “Pero este tipo de cosas las consigues con experiencias osea si las puedes conseguir haciendo este tipo de conciertos/eventos, muchas veces seguido y dominando la técnica”.

“Y como dicen: el fotógrafo no lo hace la cámara sino es el fotógrafo en realidad, porque ponte a pensar como se hacía hace cincuenta años en blanco y negro y son fotos con las que te siguen dando clases todavía.

Y hay personas que tienen un ojo buenísimo y toman fotos con el celular, así de fácil es la cosa. No tienes que tener como un amplio conocimiento, cámara Canon o Nikon, tienes que aprender a manejar muy bien la luz practicar, y tener buen ojo y eso te lo va dando la práctica, pero hay quienes ya nacen con ello. A mí me lo ha dado la práctica y aunque llevo ya bastante tiempo aun así me equivoco, es normal.”

Mediante consejos y recuerdos de los inicios de su carrera hasta la actualidad hace un recorrido y menciona uno de los principales problemas para el fotógrafo en la actualidad

“Se puede uno dedicar a esto y sacar dinero, y en eventos sociales y sesiones de estudio es donde hay dinero. Y ser bueno porque hay mucha competencia, y sobre todo los precios porque, por ejemplo, si tu vendes la sesión en mil pesos, el otro la va a dar en 800 y tú tienes que bajar a 750 y no ganas nada.”

El panorama actual de la fotografía es totalmente competitivo gracias a la disponibilidad que tienen todos de poder obtener un dispositivo con la capacidad de tomar fotos, sin embargo, hay cierto tipo de estrategias que facilitan la forma en que alguien puede dar a conocer su trabajo y con ello poder hacerse visible entre el mar de ofertas que hay en el mundo digital.

Like what you read? Give Hey Now 23 a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.